Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Subrogación de hipotecas

Sólo en el último año las hipotecas se han encarecido 350 euros anuales, según la Asociación Hipotecaria Española

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Última actualización: 27 de febrero de 2006

Los hogares españoles están asistiendo a un paulatino encarecimiento de sus hipotecas, preocupante dado que el endeudamiento familiar se encuentra también desde hace varios meses en niveles récord. Sólo en el último año, las hipotecas se han encarecido unos 350 euros anuales, según cálculos de la Asociación Hipotecaria Española. La razón es que el euribor, el índice de referencia en más del 70% de las hipotecas españolas, ha iniciado una preocupante escalada, que se prolonga ya desde hace siete meses. En enero, el índice se ha situado en el 2,833%, lo que implica que las hipotecas que se hayan revisado en dicho mes son ya un poco más caras. Ante tal coyuntura y para hacer más soportable la carga financiera que supone pagar una vivienda a plazos, resulta conveniente analizar las condiciones del préstamo contratrado. Subrogar la hipoteca por otra mejor puede ser una opción atractiva. En este caso, habrá que estudiar, entre otros factores, el precio que ofrece el nuevo banco y los gastos y las comisiones de cancelación que va a suponer la operación.

¿Qué es una subrogación?

Una subrogación es un trámite que permite cambiar la hipoteca de una entidad a otra. El objetivo por el que se realiza esta operación es siempre conseguir una mejora en las condiciones económicas de nuestro préstamo, sin necesidad de cancelarlo y formalizar uno nuevo. Ángel Bouzas, director general de Freedom Finance, recuerda que la subrogación sólo permite la variación de los tipos de interés de origen, el plazo de la operación o ambos. "Las restantes condiciones del préstamo hipotecario se deben respetar, por ejemplo, el importe", añade. El capital pendiente de amortización se debe, por tanto, mantener invariable.

La decisión de cambiar la hipoteca de banco debe venir precedida de un análisis de las condiciones que ofrecen unas u otras entidades. Siempre con el objetivo presente de ahorrar un buen dinero al año, conviene calcular los gastos que conlleva la operación para ver si compensa llevarla a cabo. Kai Soering, responsable de Ibanesto.com, estima que los principales factores a tener en cuenta antes de subrogar una hipoteca a otro banco son el precio que ofrece la nueva entidad y los gastos y las comisiones de cancelación que va a suponer hacer la operación. "En cuanto al precio, por ejemplo, pasar de estar pagando un tipo de interés de un Euribor+0,70 % a un Euribor+0,45% supone un ahorro de unos 30 euros al mes, es decir unos 360 euros al año", comenta Soering.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en