Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Comprar el piso al banco

Con la crisis del ladrillo las entidades bancarias se han transformado en una fuente de oportunidades inmobiliarias

Obtener liquidez

Imagen: Joe M500

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha provocado un flujo de pisos e inmuebles hacia bancos y cajas, transformados en grandes propietarios que buscan vender sus activos en el mercado para recuperar el dinero prestado en épocas doradas. La consecuencia positiva de la necesidad de liquidez de las entidades bancarias es que éstas se han transformado en una fuente de "oportunidades" a la hora de buscar pisos, ya que si bien intentan mantener los precios de mercado, se muestran receptivas a la negociación de los mismos.

Los consumidores que, a pesar de la crisis, tengan posibilidades de adquirir vivienda pueden encontrar en las entidades financieras buenas ofertas. Bancos y cajas poseen una gama de casas y pisos en diversas situaciones jurídicas y, si bien no aseguran un precio "de remate", sí abren el abanico de ofertas inmobiliarias hacia un terreno de negociación más laxo. Porque estas entidades, que desempeñaron un papel esencial en el boom inmobiliario, se han colocado en una nueva posición en el tablero: la de vendedores de los mismos pisos para los que durante años prestaron dinero a un interés que la actual coyuntura impide pagar a muchas familias.

Las cifras son elocuentes: en Valencia, las subastas judiciales de pisos subieron un 75% respecto al año pasado. Según datos del Tribunal Superior de Justicia, mientras que en 2006 se registraron 301 casos de embargo, en lo que llevamos de año la cifra asciende a 528. En Madrid, por su parte, las ejecuciones por impago de hipotecas han subido un 42,5%, según datos de la Oficina Regional de Subastas Judiciales, con 1.005 subastas en lo que va de 2008, la cifra más alta en cinco años.

Entre las entidades financieras que mantienen participaciones en empresas constructoras e inmobiliarias destaca Promodemus (51% Banesto y 49% Reyal), y las cajas o bancos con empresas propias destinadas a la venta de inmuebles -como BBVA con su Anida, o Caja Mediterráneo (CAM) con la empresa asociada Mediterránean-, pero la mayoría de las entidades que ofrecen bolsas de pisos en sus páginas web lo hace de manera tangencial. Respecto a esta faceta de la banca (su negocio no es la venta de pisos), su actividad se centra, sobre todo, en la recuperación de activos financieros. "Aunque tampoco tiramos abajo los precios para quitarnos los inmuebles de encima", como subrayan desde Caja Madrid.

Los consumidores pueden acceder a viviendas, si no a precio "de remate", sí con un amplio margen de negociación

No obstante, en los bancos pueden encontrarse buenas oportunidades de compra. Las propiedades anunciadas en la bolsa de Caja Cantabria -por ejemplo- tienen un valor referenciado al mercado, aunque la entidad está dispuesta a evaluar una contraoferta si al interesado no le parece pertinente, o si el precio está muy desactualizado porque se fijó hace algún tiempo. Lo mismo aseguran desde Caja Madrid, cuyos precios son calificados como "orientativos", y siempre pueden negociarse.

Discrepa de estas opiniones Francisco Sanz, responsable de ADICAE, quien asegura que los bancos tratarán de vender las propiedades "a un precio lo más cercano posible al del mercado". En opinión del especialista la razón para actuar de este modo tiene su base, sobre todo, en la propia especulación, ya que en el momento de tasar y prestar dinero "se habría especulando con la subida del metro cuadrado". Sea de un modo u otro, ¿cómo se puede acceder a una de estas viviendas?

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto