Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Recuperar la señal de una vivienda que no se construirá

Los compradores tienen derecho a la devolución del dinero adelantado más un 6% de interés

Intereses e indemnización

La inquietud de miles de familias que han adquirido su vivienda sobre plano y aún no la han recibido se está extendiendo a pasos agigantados debido, en parte, a los reiterados incumplimientos de contrato por parte de algunos promotores. Muchos compradores que debían estar disfrutando de su piso han sido víctimas de la mala gestión o de la falta de previsión de algunas inmobiliarias y se encuentran ante el desolador panorama de no haber recibido la vivienda por la que, en su momento, desembolsaron un dinero, sin expectativas de que la casa se construya y con la duda de si realmente podrán recuperar las cantidades adelantadas. Ante esta desagradable situación, ¿qué deben hacer los afectados?

Durante muchos años, adquirir un inmueble sobre plano ha supuesto grandes ventajas para el consumidor. Hubo un tiempo en el que la vivienda se revalorizaba de tal manera que muchos inversores obtenían ingentes cantidades de dinero pagando sobre plano y vendiendo el piso poco antes de la entrega de las llaves. Además de que el desembolso suele ser menor, permite al consumidor un pago más cómodo de la vivienda, mediante un adelanto inicial y varios plazos que se establecen durante la construcción. Como inconveniente está el no poder disfrutar de la casa desde el primer momento, al no estar construida, y las variaciones que puede sufrir el inmueble desde el proyecto hasta su terminación. Y, por supuesto, el riesgo que hay siempre de contratar con una promotora que, por una gestión deficiente o por mala fe, se quede con el dinero y no llegue a construir la vivienda.

Se puede cobrar una indemnización por el retraso y los gastos que genere el incumplimiento de contrato

Ahora la situación ha cambiado; si bien las desventajas siguen existiendo, algunos beneficios ya no son tales. Los expertos llevan meses aconsejando que no se invierta en viviendas sobre plano, entre otros motivos porque ya no se da la revalorización -incluso puede perderse dinero por la bajada del precio de los pisos- y porque las promotoras, que durante años se han beneficiado de la burbuja inmobiliaria, no saben dar respuesta de manera diligente. En todo caso, quien haya realizado pagos para comprar una vivienda y se encuentre ahora con que el inmueble aún no ha sido construido, todavía está a tiempo de recuperar, con intereses, las cantidades adelantadas, además de cobrar una indemnización por el retraso y por los gastos que le genere el incumplimiento del contrato.

Recopilar documentación

Lo primero que debe hacer el afectado es consultar toda la documentación que ha ido recopilando desde el momento en que decidió comprar la vivienda. Debe tener guardado el contrato de arras -en el que se certifica que, a cambio del adelanto de una cantidad, el promotor reserva el piso al comprador-, el contrato de compraventa y todos los justificantes de los pagos que se han realizado. Es conveniente contar también con los planos detallados de la casa y documentos en los que aparezcan datos precisos sobre la futura vivienda.

Tampoco está de más haber guardado otra información relativa a la empresa de manera previa al primer desembolso: licencia de obras, certificados que demuestren que es propietaria de los terrenos en que va a edificar y otra documentación relativa a la inmobiliaria como los datos de contacto. Los folletos, carteles o cualquier tipo de publicidad relativa a la vivienda que una persona haya comprado pueden ayudarle mucho a la hora de hacer una reclamación. Muchas personas desconocen que este tipo de anuncios tiene un carácter vinculante y compromete a la inmobiliaria a cumplir con lo señalado.

Una vez que el comprador tenga esta documentación ordenada, debe consultar las cláusulas que ha firmado en el contrato. En él debe aparecer la fecha en que la promotora se ha comprometido a entregar la casa. Sería conveniente que se hubiera pactado, previamente, la indemnización a la que tendría derecho el comprador en caso de retraso. Si la fecha ha pasado, el consumidor puede empezar a exigir lo que le corresponde. Además, puede pedir que se le paguen otros gastos generados por la demora.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: El aval »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto