Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

Navidad 2014
Λ

¿Es buen momento para comprarme un piso?

La desaparición de las deducciones y la subida del IVA que grava los pisos nuevos son dos factores que se deben tener en cuenta si se piensa adquirir una vivienda

  • Autor: Por ELENA V. IZQUIERDO
  • Fecha de publicación: 23 de octubre de 2012

Quienes hoy en día desean adquirir un piso se preguntan si es mejor hacerlo ahora o esperar un tiempo. El día 1 de enero de 2013, se pone fin a la deducción por compra de vivienda y entra en vigor la subida del IVA que grava los inmuebles nuevos. Estos son dos motivos por los que algunos expertos aconsejan comprar antes de que finalice el año. Sin embargo, en el presente artículo se indica también que hay otro aspecto que se debe tener en cuenta: los precios de la vivienda caen y es posible que sigan bajando a lo largo de los siguientes meses. Comprar ahora, por tanto, puede que no sea para lo más indicado para todo el mundo.

En una crisis como la actual, pendientes de un rescate, con el paro en tasas históricas, el ahorro en mínimos y con unos recortes que afectan a todos los sectores, es muy difícil hacer pronósticos. Numerosos expertos señalan que el precio de la vivienda aún no ha tocado fondo y que en los meses venideros seguirá a la baja. Por otra parte, las deducciones se acaban, el IVA de los pisos nuevos sube y quedan poco más de dos meses para tomar una decisión.

La desgravación fiscal, que da derecho a una deducción de 1.356 euros al año, desaparece para las casas compradas a partir de 2013

En una situación similar se encontraba el mercado de la vivienda en 2009, cuando se anunció una limitación estricta de las desgravaciones por inversión en la vivienda habitual. Fueron muchos quienes corrieron a comprar su casa antes de 2010 y hoy han visto que su valor se ha depreciado y que, además, la deducción volvió y el IVA que se aplica a los pisos nuevos se redujo a la mitad. Si hubieran esperado, podrían haber comprado una casa más barata y, además, haberse aprovechado de las ayudas del Estado y de la reducción de impuestos.

Por ese motivo, más que hacer vaticinios, conviene tener en cuenta las variables que afectan a la compra de vivienda para que cada persona, según su situación personal, decida si le compensa o no comprar ahora.

1. Fin de la desgravación por compra de vivienda habitual

El Gobierno anunció este verano que las casas que se compraran a partir de 2013 ya no contarían con desgravaciones fiscales. Hoy, quien esté pagando una vivienda se puede desgravar el 15% de la inversión que haga hasta un límite anual de 9.040 euros. Es decir, cada año en su Declaración de la Renta el contribuyente puede deducirse 1.356 euros. En el caso de haberla adquirido en pareja, el beneficio al que acceden es el doble, pues el tope es de 18.080 euros, hasta 2.712 euros anuales.

Partiendo de estas cantidades, para una hipoteca a 20 años, los compradores se deducirán 27.120 euros y 54.240 si los dos miembros de la pareja se aplican la desgravación. Por tanto, es prreciso apuntar que solo se podrá disfrutar de este ahorro si se compra la casa antes del 31 de diciembre de 2012.

Es de esperar que los precios de las viviendas continúen su caída durante los próximos años

También hay que valorar otros dos factores: que los beneficios fiscales solo se aplican a la compra de vivienda habitual, no a segundas residencias; y que nada asegura que, si la situación en España empeora, se eliminen en el futuro estos derechos adquiridos y que la desgravación deje de existir.

Cada persona debe hacer sus cálculos para tomar una decisión. Si la duda es comprar ahora o hacerlo dentro de seis meses, probablemente sea mejor no esperar porque no bajará tanto en tan poco tiempo. Sin embargo, entre adquirirla en 2012 y hacerlo en 2014, la situación puede variar.

2. Sube el IVA

La vivienda nueva está gravada con un IVA superreducido del 4%. La aplicación de esta medida empezó en agosto de 2011, en principio solo por cuatro meses, y se prorrogó desde el 31 de diciembre del año pasado hasta el 1 de enero de 2013, cuando pasará al 10%. La diferencia entre comprar hoy y hacerlo el año que viene es de miles de euros. Si un piso nuevo cuesta 200.000 euros, este año se pagará un IVA de 8.000 euros, mientras que en enero será de 20.000. El ahorro será de 12.000 euros.

Este IVA es solo para viviendas nuevas, porque las de segunda mano están sujetas al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Además, hay que tener cuidado con los pisos nuevos que venden los bancos, ya que es posible que fiscalmente no cuenten con ventajas y no se les pueda aplicar el IVA superreducido. Aunque el inmueble sea para estrenar, en casi todos los casos se ha producido ya una primera transmisión, del promotor a la entidad, así que el comprador tendrá que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que es del 7% o el 8% en función de la comunidad autónoma.

En definitiva, las familias que adquieran una vivienda nueva para uso habitual de 200.000 euros y la paguen con una hipoteca a 20 años pueden ahorrar casi 40.000 euros -12.000 del IVA y 27.120 de la desgravación fiscal-, siempre y cuando la deducción se mantenga durante toda la vida del préstamo. Si se compra entre dos personas con derecho a beneficios fiscales, el ahorro está en torno a 66.000 euros.

3. Bajada de precios

No obstante, también hay que tener en cuenta la previsible bajada de precios que se producirá en los próximos meses o años. Es previsible que la eliminación de la deducción y la subida del IVA provoquen un nuevo abaratamiento para ajustarse a las posibilidades de una población empobrecida. Las dificultades para acceder al crédito, junto con las elevadas tasas de paro -masivo entre los jóvenes- y la inseguridad laboral, hacen muy difícil comprar un piso, con lo cual si los precios no bajan no se podrán vender con facilidad.

Si la duda es comprar ahora o dentro de seis meses, quizás sea mejor no esperar porque no bajará tanto en tan poco tiempo

Por otra parte, hay que valorar cómo incidirá la creación del banco malo en el abaratamiento de las viviendas. Muchas entidades están intentando deshacerse de su stock antes de que esta entidad financiera se ponga en funcionamiento. Pero se desconoce los efectos reales que tendrá sobre la bajada de los precios. Hay quien dice que cuando se ponga en marcha hará que caigan los precios de los pisos y quien asegura que, como tiene diez años para vender los activos tóxicos, hará que se contengan.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto