Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Abril: los fresones

Una fruta dulce y carnosa fuente excelente de vitamina C para la primavera

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 28 marzo de 2006
El fresón es una fruta de tamaño más grande que la fresa con forma de corazón que presenta un color rojo vivo cuando está maduro. Es una fruta de sabor dulce, muy carnosa y refrescante que desprende un aroma distinguido.

Fuente de vitamina C

Los fresones contienen en su composición abundante cantidad de agua y de hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Su aporte energético es bajo y destaca su contenido en fibra que mejora el tránsito intestinal. Pero sobre todo se caracterizan por ser una fuente excelente de vitamina C y de ácido cítrico que potencia el efecto de esta vitamina.

La vitamina C tiene acción antioxidante y favorece la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones, entre otras funciones. En primavera, la temporada natural de las fresas y los fresones, comer estas frutas es una vía excelente para cubrir los requerimientos de vitamina C. En concreto, 200 g de fresas y fresones duplican la dosis diaria necesaria del nutriente.

El consumo de esta fruta marca el inicio de la primavera, y desde marzo hasta julio se encuentra en su máxima maduración. Es en esta época cuando desprenden un inconfundible aroma. Sin embargo, se pueden adquirir durante todo el año gracias a su cultivo intensivo en los invernaderos.

Para escoger los mejores

A la hora de elegir los mejores fresones, hay que fijarse en su tamaño, en su color y en su olor. Han de ser piezas gruesas, con un color brillante y una apariencia fresca. Son frutas muy delicadas que se estropean en poco tiempo, y si no están muy maduras se conservan un máximo de 4 ó 5 días. Para que se conserven bien se han de mantener en el frigorífico sin que se aplasten unas con otras y cuando se preparan es preciso que no se manipulen demasiado ni se expongan al calor.
Los fresones son exquisitos al natural y también mezclados con azúcar, zumo de naranja o de limón o un chorro de vinagre balsámico, incluso con sal.

Su aporte calórico es insignificante, de manera que representan una opción muy natural como tentempié matutino o vespertino. A pesar de sus buenas cualidades, conviene evitar su ingesta en niños menores de 2 años, puesto que su semilla externa puede provocar alergias.

Existen más de 1.000 variedades de fresones debido a los numerosos cruces que se producen entre unas especies y otras. De toda España, Huelva destaca en su cultivo, de hecho, su producción supone el 65% del total nacional. Otros países productores de fresones que podemos degustar en nuestra cesta habitual de la compra son Italia, Israel y Estados Unidos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones