Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Arroz al horno con bechamel

Img 37902 g
Tiempo 30-40 min
Dificultad Media
Valor energético 578 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Ponemos a fuego medio la mantequilla, y una vez derretida, agregamos la harina, revolviendo permanentemente hasta obtener una mezcla homogénea.

Vertemos la leche y removemos permanentemente hasta que la mezcla espese.

Ponemos a punto de sal.

En un molde que irá al horno, montamos el plato como se describe a continuación.

En la base del molde, ponemos una capa de salsa bechamel, luego una capa de mezcla de arroz blanco, pechuga de pollo cocido en tiritas y un poco de queso parmesano rallado.

Cubrimos esta capa con queso blanco desmenuzado y nuevamente queso parmesano rallado y salsa bechamel.

Repetimos la capa de arroz, los quesos y la bechamel, una o dos veces según la cantidad que queremos preparar o el tamaño del molde, y terminamos con una capa de queso parmesano.

Tapamos el molde o cubrimos con papel de aluminio e introducimos al horno durante veinticinco minutos a 180 ºC.

Sacamos una vez dorada la parte de arriba del molde, dejamos templar y servimos presentando el plato en capas.

Se puede acompañar con salsa de tomate caliente.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
578 21,6g 11,4g 7g 0,8g
29% 31% 57% 8% 13%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Por la combinación de ingredientes en esta receta se puede decir que es un plato completo, por lo que acompañado de una ensalada variada, se obtiene un menú nutritivo a la vez que apetitoso.
El arroz se adapta a diversas preparaciones, ya que combina bien con todo tipo de alimentos. Se compone principalmente de hidratos de carbono complejos que son fuente de energía, por lo que es un alimento muy recomendado en situaciones de gran desgaste, ya sea laboral o por la práctica de ejercicio.
Es uno de los pocos cereales que puede ser consumido por las personas celiacas, ya que no contiene gluten. En caso de estreñimiento es aconsejable no tomar arroz, o bien acompañarlo de verduras para paliar el déficit de fibra de este alimento.
El pollo y el queso aportan proteínas, completando de este modo el valor nutricional de la receta. El pollo es un alimento con bajo contenido en grasa y su proteína es de fácil digestión, por lo que es la carne más indicada para las personas con el estómago delicado.
El queso es el lácteo con mayor contenido en calcio. Gracias a esto, resulta adecuado para mantener una buena salud ósea, previniendo así la osteoporosis.
La salsa bechamel contribuye con su delicado sabor a hacer este plato más apetitoso si cabe, que seguro será del agrado de todos los comensales.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso