Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cálculos o piedras en la vesícula biliar (litiasis biliar o colelitiasis)

Una dieta rica en fibra con moderado aporte graso puede prevenir o reducir el riesgo de formación de cálculos biliares.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 15 junio de 2020

¿Qué son?

La colelitiasis se define como la presencia de cálculos, más conocidos como piedras, dentro de la vesícula biliar. Principalmente se origina por anomalías en el metabolismo de las sales biliares y del colesterol. Las sales biliares se forman en el hígado a partir del colesterol. Se segregan unos 30 g del mismo al día en la bilis. La mayor parte de estas sales son reabsorbidas y recicladas. Es la insolubilidad del colesterol cuando se encuentra en altas concentraciones en la bilis lo que ocasiona la formación de cálculos biliares. La fibra arrastra una porción de estas sales (y del mismo colesterol, que también se segrega en la bilis) para ser excretada a través de las heces en lugar de ser reabsorbida, dando lugar a una bilis con menoscolesterol y por tanto menor riesgo de cálculos de colesterol.Por otra parte, las mujeres tienen más  posibilidades de sufrir cálculos respecto a los hombres debido a la píldora anticonceptiva, embarazos e influencia de los estrógenos sobre la bilis.

Síntomas

- Fiebre

- Mareos

- Molestias o dolores en el abdomen prolongados

- Indigestiones

- Piel amarillenta

Recomendaciones dietéticas en caso de colelitiasis

- Llevar a cabo una alimentación saludable y con un aporte energético que permita de forma progresiva normalizar el peso en caso de sobrepeso u obesidad.

- Fraccionar la dieta diaria en cuatro o más comidas sin saltarse ninguna.

- Aumentar el consumo de frutas y verduras, evitando tan sólo las que sientan mal.

- Reducir la cantidad de grasa de la dieta: emplear las técnicas culinarias que menos grasa aporten a los alimentos, limitar los aliños y las salsas grasas, consumir cortes magros de carnes y aves sin piel ni grasa visible, desgrasar los caldos, preferir el pescado blanco al azul, tomar los lácteos desnatados o bajos en grasa, evitar aguacates-aceitunas-frutos secos y productos de pastelería ricos en grasa.

- No tomar cantidades excesivas de azúcar.

- Evitar los alimentos flatulentos, las bebidas gaseadas (en función de la tolerancia individual) y los que estimulan las secreciones digestivas (café, descafeinado y té fuertes, zumo de naranja y bebidas alcohólicas).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones