Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Churros caseros con chocolate a la taza

Img 152937 g
Tiempo 30-40 min
Dificultad Media
Valor energético 593 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Calentamos el agua con la sal en una cazuela amplia. Cuando comience a hervir, añadimos la harina, previamente tamizada, junto con la levadura. Removemos la mezcla intensamente con una cuchara de madera. Seguimos cocinando a fuego suave hasta que, al mover la cazuela, comprobemos que la masa no se pega a las paredes de dicho recipiente.

En una sartén con abundante aceite caliente (los churros deben «nadar» en el aceite), y con ayuda de una churrera (aparato metálico para elaborar los churros) o bien de una manga pastelera de tela fuerte y una boquilla rizada, formamos los churros directamente sobre el aceite. Cuando haya pasado un minuto se les da la vuelta. Dejamos que se cocinen hasta que queden bien dorados y crujientes al tacto. El aceite aunque caliente no debe de estar hirviendo porque entonces se nos dorarían en exceso por fuera y estarían crudos por dentro.

Sacamos los churros de la fritura y los escurrimos sobre un colador o una escurridora. Los disponemos en la fuente en la que los vayamos a servir y, una vez colocados, los espolvoreamos con azúcar.

Para elaborar el chocolate a la taza. El chocolate a la taza se conoce también como «chocolate para hacer», y así aparece en la etiqueta. Este producto lleva como ingredientes una mezcla de cacao en polvo, harina y azúcar. El cacao es un tipo de cacao soluble que se emplea para preparar bebidas, pero no para repostería.

El original chocolate a la taza se elabora partiendo de agua, aunque también se puede hacer con leche. Si es con agua se le denomina «Chocolate a la española» y si es con leche, «Chocolate a la francesa».

Para elaborar el chocolate a la taza calentamos el agua o la leche en una cazuela. Cuando está bien caliente, retiramos del fuego y en ella se disuelve el chocolate que se vaya a emplear (y, si somos muy golosos, también un poco de azúcar).

Después llevamos de nuevo al fuego hasta que hierva. Cuando comience a hervir, retiramos y cuando deja de burbujear se pone otra vez al fuego hasta que vuelva a hervir. Esta operación se hace tres veces para que quede más denso.

Con ayuda de una cuchara de madera se remueve el preparado hasta obtener el chocolate, que debe quedar completamente disuelto y con una textura más ligera si se hace con agua que con leche.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
593 19,9g 11,9g 39,1g 0,3g
30% 28% 60% 43% 4%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Los churros son un apetecible alimento aunque altamente calórico. Como todo, puede consumirse con moderación. Esta receta es fuente de proteínas e hidratos de carbono, destaca la presencia de hierro, calcio, potasio, magnesio y vitaminas A, B1, B2, E y K. Contiene trazas de colesterol y una elevada cantidad de grasa y azúcar. Se prepara con chocolate a la taza lo que añade grandes cantidades calcio, potasio, zinc y magnesio pero a la vez suma grandes dosis de azúcar y grasa saturada. Es pues una receta a moderar y consumir de manera muy esporádica.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis