Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Científicos españoles identifican el principal alérgeno del melón

Este descubrimiento abre las puertas a nuevas investigaciones en alergias a otros alimentos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 junio de 2003

Aunque esta patología no presenta una sintomatología grave, sus síntomas son molestos porque afectan a la cavidad bucal y pueden originar también problemas digestivos y conjuntivitis. Los expertos recuerdan que no es frecuente encontrar efectos negativos de más gravedad, como suele suceder con las alergias al melocotón o al kiwi.

En la presentación de los resultados de este estudio publicado en la revista médica "Clinical Experimental Allergy" y en el que han participado 66 pacientes, los responsables, los doctores Javier Cuesta y Fernando Vivancos, jefes asociados de los servicios de alergia e inmunología, respectivamente, de la Fundación, explicaron que las frutas y los frutos secos figuran en la cabecera de la lista de alimentos alergénicos.

En el análisis de las características clínicas de la alergia al melón, las manifestaciones más comunes fueron los síntomas orales en todos los casos, mientras que el 19,6% de los pacientes experimentaron también síntomas extraorales. Sin embargo, ninguno mostró urticaria generalizada ni anafilaxia. Por otro lado, la alergia al melón mostró una significativa asociación con la alergia al polen, ya que todos los alérgicos a esta fruta lo eran también al polen.

En las conclusiones preliminares del estudio se dice también que más del 62% de los pacientes eran alérgicos a frutas de otra índole, especialmente al melocotón y hasta el 23% de los alérgicos al melón presentaron una sensibilización concomitante al látex. A la vista de estos resultados, los doctores Cuesta y Vivancos sugieren la existencia de reactividad cruzada entre el melón, la calabaza y el tomate.

Según explicó Cuesta, con frecuencia la alergia al melón se asocia también a alergias a frutas del mismo grupo, como la sandía, y a otras que no son de la misma familia, como el melocotón, el kiwi, el plátano o los frutos secos. Vivancos, por su parte, destacó el papel de las nuevas tecnologías en estas investigaciones, ya que mientras con las técnicas tradicionales se identificaban en el extracto de melón entre 20 y 30 proteínas, con la proteómica -que estudia el proteoma, el conjunto de proteínasque se expresa a partir de un genoma- se superan las 600.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones