Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Comer en Italia

La cocina italiana ofrece mucho más que pizza y pasta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 septiembre de 2004
La gastronomía italiana posee muy diversos platos de sabores y aromas inconfundibles. Muchos de éstos se consumen como platos únicos, como es el caso de las pizzas, si bien la costumbre más extendida es la de comer un primer y un segundo plato. El primero normalmente es un plato de sopa, pasta o ensalada, mientras que los segundos están elaborados principalmente a base de carne o pescado acompañados de diferentes guarniciones de verduras y hortalizas.

La cocina del norte

En la cocina de esta zona destaca la excelente pasta, cocinada con diferentes salsas como el pesto, que tiene como principal ingrediente la albahaca, o la boloñesa, elaborada a base de carne y tomate. Si bien, los platos de arroz también ocupan un lugar destacado en esta zona, donde se elaboran de modo inmejorable. Además en esta parte del país, es evidente la influencia austriaca en algunos de sus platos, como es el caso del "choucrut" o la sopa agria.

Si se visita el norte de Italia, conviene no dejar de probar algunos de sus platos más típicos como las albóndigas de ciruela y pato, el tradicional "carpaccio", un plato de carne cruda de cordero o algunos de sus guisos más populares como la ternera con setas y nueces. Además existen platos de pescado realmente sabrosos como la "torta marinara", pescado acompañado de verduras variadas.

No se pueden olvidar los fiambres de esta zona como el "zampone", elaborado con pie de cerdo que se rellena de carne, o el famoso vinagre de Módena de gran calidad y sabor.

En el sur...

La cocina del sur de Italia se caracteriza por los platos de elaboración sencilla, que presentan entre sus ingredientes principales el aceite de oliva y las hortalizas y verduras típicas de la zona. Entre éstas destacan algunas como el calabacín, la berenjena, los pimientos, la coliflor o los espárragos.

Los platos de pasta más consumidos en esta parte de Italia son por supuesto las populares pizzas, además de los espaguetis y los macarrones, que pueden acompañarse tanto por una ligera salsa de verduras como por otras más densas elaboradas con carne, queso o embutidos.

Los segundos platos a base de carne son de muy buena calidad, si bien destacan sus platos de pescado entre los que merece la pena probar el pulpo, las sardinas o el lenguado, además de sus excelentes mariscos.

Los platos del centro

La cocina del centro de Italia se basa en dos pilares, la carne y las verduras. Algunas de las carnes más consumidas en esta zona son la de cerdo, la de cordero o la de vaca, y todas ellas se preparan tanto a la brasa como al horno, solas o en brochetas combinadas con diferentes verduras y especias. Las verduras se utilizan bien como guarnición de platos de carne, siendo las más comunes las alcachofas, las judías verdes o las trufas, o bien para elaborar ricas sopas como la "cipollata", cuyo ingrediente principal es la cebolla.

Sicilia y Cerdeña

La gastronomía siciliana presenta platos típicamente mediterráneos, entre los que se pueden encontrar inmejorables recetas de pasta, así como pescados de gran calidad. Si se visita esta isla no se puede dejar de probar algunos platos tan deliciosos como las bolas de arroz rebozadas con guisantes, carne y queso o los macarrones con "raggout", una sabrosa salsa elaborada con carne picada.

En Cerdeña existen gran número de preparaciones tradicionales propias de la isla, así como diferentes platos que recuerdan a la gastronomía catalana, como es el caso de la fabada, que en esta isla recibe el nombre de "favata". Si bien uno de los platos de la isla más destacados es el 'Torro del Ciabettino', un plato elaborado con ternera rellena de cochinillo, que contiene una liebre en su interior y que a su vez está rellena de carne de ave, un plato realmente espectacular.

Quesos, postres y vinos, imprescindibles

En este país, los quesos son considerados como un patrimonio nacional y su variedad es prácticamente interminable. Algunos de los más tradicionales son el queso Asiago, perfecto para consumir sólo, o el Provolone indicado para acompañar tanto a primeros como a segundos platos, gracias a su capacidad de derretirse e hilarse. Además cabe destacar el queso Mozzarella, ingrediente de pizzas o platos de pasta y verduras, así como el Gorgonzola perfecto para elaborar aperitivos y entremeses.

Entre los postres destacan por supuesto los helados, de fama mundial, además del tradicional tiramisú, elaborado con otro de los quesos típicos italianos, el Mascarpone.

Para acompañar una típica comida italiana, nada mejor que uno de sus excelentes vinos. Algunos de los más conocidos son el Marsala, el Chianti o el Brunello di Montalcino, si bien conviene saber que existen muchos otros vinos menos conocidos pero de notable calidad.

Y para que una tradicional comida italiana tenga un final perfecto, una taza de café italiano con una copita de licor.

Etiquetas:

gastronomía Italia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones