Comer en Zanzíbar, la isla de las especias

El aroma a clavo y canela, así como las frutas, verduras, pescados y mariscos, son elementos comunes en gran parte de los platos típicos de esta diminuta isla africana
Por maitezudaire 9 de diciembre de 2005

Un viaje a Zanzíbar requiere además de visitar sus calles y disfrutar de sus mercadillos, degustar sus ensaladas, zumos de frutas y productos del mar de gran calidad, ya que la frescura de todos los ingredientes aporta a los platos sabores únicos.

Acompañamientos con sabor

Los platos de la isla de Zanzíbar se caracterizan además de por su aroma y sabor especiado, por la intensidad del sabor de sus acompañantes. Algunos de los más frecuentes son la salsa de coco y el puré de boniatos, de sabor dulce y aspecto similar al puré de patata. No obstante, las especias y las hierbas aromáticas son las protagonistas a la hora de dar sabor a los platos. Comino, canela, citronela (de olor similar al limón), ajo y clavo, aderezan también infusiones y refrescos.

Platos protagonistas

Para quienes quieran disfrutar de la gastronomía de esta isla sin arriesgarse demasiado, un «pirlu» es una buena opción. Este nombre esconde una gran variedad de platos en los que el arroz es el ingrediente principal. Lo que único que cambia es la combinación de verduras y carne con las que se acompaña.

Para continuar, el «tahine» de cordero, suele ser uno de los platos más populares entre los visitantes. En él, la carne de cordero se sirve junto con ciruelas, almendras, sésamo y azafrán. Un plato de carne con un sabor particular y una fama similar a la de las chuletas de cordero a la brasa con risotto de quínoa (semilla de sabor parecido al arroz integral), uno de los platos representativos de la isla.

Si se es más amigo del marisco está de suerte ya que Zanzíbar posee ejemplares de calidad. Entre ellos destaca la famosa langosta de Zanzíbar o los «kebab» de gambas.

Para terminar no existe ninguna duda. La fruta tropical posee colores y sabores que no tienen nada que envidiar a cualquier plato de repostería. Mangos, piñas, plátanos, cocos, papayas… todos ellos pondrán un punto final perfecto tanto si se toman solos, como en macedonia o en forma de zumo o batido. Además cuando el calor se hace más intenso, las frutas son un buen modo de refrescarse, aunque también existen otras opciones como el «Zanzíbar», un cóctel elaborado con vodka, limón y menta, al que la isla da nombre.

Buen viaje y buen provecho!