Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cinco claves para elegir los mejores quesitos

Analizamos los ingredientes, los precios, la valoración de Nutri-Score y la información nutricional de los quesos en porciones para ayudarte a escoger la mejor opción

quesos en porciones marcas Imagen: Eroski Consumer

Los quesos en porciones o “quesitos”, como se les suele llamar, forman parte de la alimentación habitual de muchos niños. Prácticos, económicos y ricos, resuelven una merienda o un tentempié de manera eficaz. Pero no todos los que hay en el mercado son iguales (algunos, en rigor, no son queso). Tras analizar los precios, la valoración Nutri-Score, la información comercial y los ingredientes de las marcas líderes del mercado, te ofrecemos una tabla comparativa y las claves para elegir el mejor.

Quesitos: lo que debes mirar antes de comprar

➡️ 1. La denominación del producto para saber si es queso o queso fundido.

➡️ 2. Ingredientes. Lo idóneo sería que los quesos estuvieran formados solo por leche, cuajo, fermentos y sal, y que los quesos fundidos tuvieran solo sales fundentes e ingredientes lácteos, en especial queso, leche y nata o mantequilla.

➡️ 3. Proteínas y grasa. Si su proporción es muy baja, significa que el resto del producto es básicamente agua.

➡️ 4. Sal. Mejor por debajo de 1,25 g por cada 100 gramos de producto. De los productos analizados, todos superan esa cantidad.

➡️ 5. Precio. Por lo general, cuanto mayor es el extracto seco (formado principalmente por la suma de proteínas y grasas), mayor es el precio.

quesitos

Atención al tipo de queso, la sal y la composición

En este grupo de productos existen dos tipos diferentes, queso y queso fundido (normal y light), que no siempre se distinguen a simple vista, así que conviene observar la etiqueta para leer la denominación del producto. Podemos encontrar además queso fundido para untar, normalmente con menos extracto seco que el anterior, y “especialidades” o “sucedáneos” de queso fundido, con una cantidad aún menor. Este aspecto, el extracto seco, es uno de los factores que influyen más directamente sobre el precio. Por eso Mini Babybel, Cheestrings y Kiri tienen los precios más altos, mientras que otros como Eroski Sannia y El Caserío light lucen los precios más bajos. En cualquier caso, es más económico y sostenible adquirir queso de tamaño convencional en lugar de en porciones.

Comparativa de quesos

datos quesitos

(1) El extracto seco que se muestra en todas las marcas está calculado a partir de los datos de la etiqueta: sumando hidratos de carbono, proteínas, grasa, fibra, sal y calcio. (3) Se ha destacado el precio por 100 g y no por porción porque hay notables diferencias entre los productos. Generalmente, las porciones pesan unos 20 g, pero en algunas referencias, como los Palitos de La vaca que ríe, la porción pesa 35 gramos.

Comparativa de quesos fundidos

datos quesitos fundidos

Comparativa de quesos fundidos light

datos quesitos fundidos light

(2) Según los datos de la etiqueta, El Caserío light parece no cumplir con la denominación legal, aunque habría que confirmarlo mediante análisis químicos.

En suma…

Se trata de productos que aportan calcio, aunque solo algunos lo hacen en cantidades significativas por cada porción (Palitos La vaca que ríe, Cheestrings, El Caserío y Mini Babybel). Este aspecto no compensa otras características negativas que hacen que estos productos no puedan ser calificados de saludables, como su aporte energético –que, salvo en los light, es considerable–, su elevada cantidad de sal y la ausencia de otros nutrientes interesantes, como vegetales o fibra.

Deberíamos valorar si realmente nos compensa adquirir estos productos. Hay fuentes de calcio y proteínas más saludables, baratas y sostenibles, como las verduras, los frutos secos (triturados a menores de 5 años para evitar riesgo de atragantamiento) o incluso otros lácteos como la leche, el yogur natural sin azúcar o el queso fresco bajo en sal.

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

queso

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones