Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Consejos para aprovechar un asado

Con las sobras de los asados, tanto de ave como de cordero, se pueden elaborar fáciles, sabrosas y variadas recetas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 enero de 2012
img_pollo asado Imagen: Donald Cook
En época de fiestas y celebraciones, cuando la comida abunda en las mesas, el gran damnificado es, a menudo, el asado. Este queda relegado a segundo plato, ya que los entrantes y entremeses llenan el estómago. Ya sea un ave o el tradicional cordero, en la mayoría de los casos, se guarda en la nevera sin tener muy claro cómo y cuándo comerlo.

Recocinar las sobras de comida

Si se elige la opción de recalentarlo y consumirlo, el plato será seco y de menos calidad que el día en que se asa. Además, rara vez se tiene toda la pieza entera para repetir el mismo menú, por lo que una buena solución es recocinar las sobras del asado. Si este ha sido de cordero o de cabrito, es adecuado recalentarlo un poco para que los jugos y la grasa se conviertan de nuevo en líquidos. Se pueden agregar esos jugos al guiso de unas patatas cocidas con verduras, para fortalecer el gusto.

Una buena opción es recocinar las sobras del asado con un guiso de patatas y verduras

Una vez cocidas las patatas, se agregan trozos de la parte más carnosa del cordero asado (de la zona de la pierna), cortados a un tamaño de "bocado". Con los huesos y recortes que sobren, se puede hacer un caldo, que se reservará en el congelador para la próxima vez que se quiera elaborar cordero guisado o asado. De esta manera, en lugar de agregar agua, se puede añadir este caldo. Otra forma de aprovechar un asado como el de cochinillo consiste en agregar su carne troceada como guarnición de algún guiso de legumbres, en especial, si es en un cocido de alubias rojas. Al estar cocinado, los trozos se pueden agregar en el último momento para que no se cocinen en exceso.

Aprovechar los asados de ave

Los asados de ave tienen más posibilidades ya que, al ser unas carnes de sabor más suave y menos grasas que las anteriores, permiten hacer recetas más variadas. Destacan las croquetas, a las cuales se agregan pequeños trozos desmigados del ave asada. También se pueden rellenar unos pimientos con setas, bechamel y trocitos de ave, utilizar su carne para unos canelones, elaborar unas albóndigas o emplearlos como guarnición cárnica de multitud y variadas ensaladas.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones