Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

¿Qué es el edamame y cuáles son sus propiedades?

Te contamos todo sobre esta legumbre: un aperitivo tradicional de la cocina oriental económico, saludable y muy rico que puedes preparar de distintas maneras

edamame propiedades Imagen: u_9vstifjx

Estas vainas alargadas de soja verde que puedes encontrar en la mayoría de los restaurantes asiáticos, sobre todo chinos y japoneses, se llaman edamames. Este aperitivo tradicional, tan importante en la cocina oriental, se ha popularizado en occidente en los últimos años por su sabor, muy agradable. Seguramente los has visto también en algún restaurante o supermercado. ¿Cuál es su valor nutricional? ¿Cuál es el secreto de este snack del futuro? En este artículo te lo contamos.

¿Qué es el edamame?

Edamame literalmente significa “alubia o frijol de rama”. Es una leguminosa joven y verde cuando se recoge, por lo que resulta suave y cremosa, y no está rígida o dura como la mayoría de las semillas de soja maduras. Los edamame los podemos encontrar dentro de la vaina o sin cáscara. Es muy fácil hallarlos congelados en cualquier supermercado, y su precio es bastante asequible.

El edamame no es una leguminosa nueva: su historia se remonta al siglo XIII. “El edamame aparece por primera vez en Japón cuando el santo budista Nichiren Shônin escribe una nota de agradecimiento a un discípulo por el edamame que le dejó en el templo”, se explica en una investigación de SoyInfo Center, una publicación especializada en información sobre alimentos de soja, sus usos industriales y su historia.

En esta misma investigación se asegura que el boom del edamame está enteramente relacionado con la masiva popularidad del sushi, el sake y la cerveza japonesa que se originó en California en los años 80. “Comienza cuando la popular serie de televisión Shogun, basada en la novela de James Clavell, generó gran interés en la cultura tradicional japonesa entre los estadounidenses. Los restaurantes japoneses en Estados Unidos servían edamame gratis, con cerveza”, recoge la publicación.

¿Cuáles son las propiedades del edamame?

“Con una taza (85 gramos aproximadamente), este alimento aporta 76 kcal, tiene un alto aporte de proteína vegetal con 7,9 gramos y de hidratos de carbono (carbohidratos) con 6,1 gramos y un bajo aporte de lípidos (grasas) con 4,18 gramos”, apunta el nutricionista clínico Néstor Padilla. Como todas las leguminosas, este alimento es rico en fibra, algo que puede favorecer nuestra dieta.

Beneficios para nuestro cuerpo

Este alimento ayuda o mejora el sistema gastrointestinal promoviendo una buena digestión, y en sangre reduce los niveles de glucosa. Además, “su alto aporte de hidratos de carbono proporciona una buena cantidad de energía al cuerpo y es una buena fuente de proteína vegetal y favorece la saciedad”, comenta Padilla.

Por su efecto antioxidante, el edamame promueve la erradicación de radicales libres (envejecimiento celular) y es bueno para el sistema inmunológico por su alto aporte en cobre y zinc, minerales que favorecen el fortalecimiento del cuerpo, dice el nutricionista. Los edamames contienen vitamina C, vitamina B3, potasio, calcio, magnesio y hierro, por lo que es idóneo para evitar la osteoporosis y la artritis. Además, es apto para personas con enfermedad celíaca y para personas con diabetes.

Sin embargo, este alimento está “contraindicado en pacientes con hipotiroidismo de forma habitual por la eliminación de la hormona tiroxina (que desempeña un papel importante en la regulación de peso, la temperatura corporal y la fuerza muscular) y que es producida por la glándula tiroides”, dice Padilla.

¿Cómo se comen y cómo se preparan?

Como toda leguminosa, según explica el nutricionista, su preparación esencial sería de manera hervida y sazonada principalmente con especias, para degustarla en su forma más natural.

Los edamames se pueden cocinar de diferentes formas: hervidos, al vapor o salteados en aceite.

  • El modo más fácil es agregar el edamame fresco o congelado en una olla de agua hirviendo con sal y cocinarlo de 5 a 8 minutos, hasta que esté a tu gusto. Al final, puedes sumergir las vainas en agua fría y servirlas en un recipiente donde puedes añadir algo más de sal y pimienta.
  • Para prepararlos al vapor, vierte uno o dos dedos de agua en la olla, espera a que hierva y coloca los edamames en un recipiente (colador metálico o bandeja de vapor) encima de la olla. Después, tápalo durante unos 5 o 10 minutos. Así conseguirás que los edamames estén muy tiernos y jugosos.
  • Otra forma de cocinarlos es salteándolos en aceite de oliva después de hervirlos. Colócalos hervidos y secos en la sartén con el aceite a fuego medio o alto. Puedes agregar salsa de soja o salsa de ostras. Y para darle un toque picante, puedes añadirle cayena al gusto.

Los edamames tiernos salen con facilidad de su vaina. Al estar sin cáscara son idóneos para agregarlos a sopas, ensaladas y arroces, y le darán un toque fresco a las comidas.

Sin embargo, como recuerda Padilla, “no hay que olvidar que para que las propiedades de un alimento funcionen, debe ir inmerso en buen plan de alimentación planificado por un especialista y tener buenos hábitos alimenticios, ya que un alimento por sí solo no puede generar todos los beneficios y necesidades que el cuerpo requiere”.

Etiquetas:

legumbre

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones