El consumo diario de bebidas azucaradas aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades

Estos productos favorecen el desarrollo de diabetes y síndrome metabólico, por lo que conviene limitar la ingesta de este tipo de bebidas
Por EROSKI Consumer 29 de octubre de 2010

El consumo de una o dos bebidas azucaradas al día aumenta hasta un 26% el riesgo de diabetes tipo 2 y hasta un 20% el de síndrome metabólico, según advierte un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Estados Unidos. La investigación proporciona evidencias de que el consumo de este tipo de bebidas debería limitarse para reducir el riesgo de estos trastornos.

Publicado en la revista «Diabetes Care», el trabajo es el primer meta-análisis que revisa de manera cuantitativa la evidencia que vincula las bebidas edulcoradas con la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo como la hipertensión y el exceso de circunferencia de cintura, que aumenta el riesgo de enfermedad arterial coronaria, ictus y diabetes. Los investigadores realizaron un meta-análisis que reunió 11 estudios que examinaban la asociación entre las bebidas edulcoradas y estos trastornos.

Las conclusiones obtenidas mostraron que beber entre una y dos bebidas azucaradas al día aumentaba el riesgo de diabetes tipo 2 en un 26% y el riesgo de síndrome metabólico en un 20% en comparación con aquellos que consumían menos de una bebida al mes. Tomar una bebida de 0,35 litros al día aumentaba el riesgo de diabetes tipo 2 en un 15%.

«Muchos estudios previos han examinado la relación entre las bebidas azucaradas y el riesgo de diabetes. La mayoría ha descubierto asociaciones positivas, pero nuestro estudio, que es una recopilación de los trabajos existentes, proporciona una imagen global de la magnitud del riesgo y la consistencia de las evidencias», señaló Vasanti Malik, responsable de la investigación.

«La asociación que observamos entre el consumo de sodas y el riesgo de diabetes es probablemente una relación causa-efecto, ya que otros estudios han documentado que las bebidas azucaradas producen aumento de peso y éste está vinculado con el desarrollo de diabetes tipo 2», explicó Frank Hu, coautor del trabajo.