Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El etiquetado correcto

La etiqueta de un producto es su tarjeta de presentación, por lo que antes de adquirirlo debe leerla atentamente.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 mayo de 2001

Cualquier producto alimenticio debe indicar en su etiqueta una serie de puntos. El cumplimiento de los mismos proporciona a dicho producto garantía de calidad.

· Denominación del producto (por ej: arroz).
· Calidad, cuando así lo requiera la normativa específica del producto en cuestión (por ej: paleta cocida de I ). En el caso de frutas, verduras y hortalizas frescas, su origen y, si así lo establecen sus normas de calidad específicas, su variedad, categoría comercial y calibre.
· Estado físico o tratamiento al que ha sido sometido el producto (por ej: congelado, ahumado, etc.).
· Lista de ingredientes, en orden decreciente a su peso en el momento en que se incorporen durante el proceso de elaboración, incluidos los aditivos. No es preciso cuando el producto tiene un solo ingrediente (por ej: arroz), ni en frutas y verduras frescas.
· Grado alcohólico, para las bebidas con grado alcohólico superior en volumen al 1,2%.
· En los productos envasados debe aparecer, además: cantidad neta, que se expresa en peso para los alimentos sólidos y en volumen para los líquidos. En el caso de productos sólidos que se presenten con un líquido de cobertura, debe indicarse el peso neto escurrido.
· En la mayor parte de los productos alimenticios debe darse el correspondiente marcado de fechas de envasado y de caducidad o consumo preferente. No es necesario en el caso de frutas y verduras frescas, vinagre, sal, azúcar y productos de panadería o repostería que se consuman normalmente en el día.
· Condiciones especiales de conservación que requiera el producto una vez en el hogar (mantener de 0 a 4º, mantener a -18ºC, conservar en lugar fresco y seco, etc.).
· Modo de empleo, en caso necesario, para hacer un uso correcto del producto.
· Identificación de la empresa, indicando el nombre, la razón social o la denominación del fabricante, del envasador o de un vendedor establecido en la Unión Europea (UE). En todo caso, debe figurar su domicilio.
· Lote al que pertenece el producto.
· Su origen, si son de fuera de la UE. Si pertenece a la UE, sólo se indicará el país si su omisión puede inducir a error.

No obstante, no olvide comprobar que el envase se encuentre en perfectas condiciones; y trate de no dejarse llevar por envases atractivos, ya que ciertos diseños aumentan considerablemente el precio final del producto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones