Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Enero: arándano rojo

Una baya silvestre con propiedades antioxidantes que resultan de los antocianos y carotenoides que posee, siendo además un buen remedio para tratar la cistitis

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 29 enero de 2007

El arándano rojo es una variedad de baya que crece de un pequeño arbusto que alcanza como máximo medio metro de altura. Estos frutos crecen en estado silvestre en los bordes de caminos y en terrenos húmedos. Es una planta de gran interés ecológico, no sólo por sus frutos sino porque además protege el suelo de la erosión y contribuye a la formación de humus.

Muchas variedades en el mercado

El arándano que se consume en España procede de Australia, Chile, Holanda e Italia, pero cada vez toman mayor relevancia los de Huelva y Asturias

El arándano rojo pertenece a la familia de Ericáceas, unas bayas de color oscuro ricas en antocianos. Estas sustancias son unos pigmentos vegetales que les confieren ese color tan característico y muchas propiedades antioxidantes. El arándano que se consume en España procede de Australia, Chile, Holanda e Italia, pero cada vez toman mayor relevancia los de Huelva y Asturias. En los mercados hay infinidad de variedades de arándano rojo y las más comercializadas en España son Early Blacks, Highbuss, Bluetta, Ivanhoe, Rabiteis, Blue crop y Blueray.

Una buena elección es fundamental


Los mejores son firmes al tacto y secos, hay que tener en cuenta que es una fruta que no madura en casa

Este fruto es una baya esférica de color rojo de un tamaño similar a una aceituna. Su piel es tersa y aparece cubierta por un polvillo azulado. Son frutos de pulpa muy jugosa y de un sabor más agrio que otras variedades. El arándano rojo está disponible desde el mes de junio hasta bien entrado el invierno y al elegir este tipo de frutas es conveniente fijarse en su color, que sea brillante e intenso.

Conviene comprar ejemplares firmes al tacto y secos, ya que si son blandos y húmedos se estropean antes. Hay que evitar los frutos que no estén maduros porque una vez en casa estos frutos no maduran. Tampoco es conveniente adquirirlos demasiado maduros ya que pierden su jugo.

Potentes antioxidantes


Estas frutas son de bajo valor calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono. El arándano rojo es una buena fuente de fibra y por lo tanto mejora el tránsito intestinal. No obstante, los frutos cuando aún están verdes son ricos en taninos, de acción astringente, pero al madurar disminuyen los taninos y el arándano rojo adquiere propiedades laxantes, tónicas y depurativas.

Lo que en realidad caracteriza a este tipo de frutas es la gran cantidad de pigmentos naturales de acción antioxidante, como antocianos y carotenoides. Estas sustancias neutralizan la acción de los radicales libres que son nocivos para el organismo.

Estas frutas contienen, además de los antocianos y carotenoides, otros antioxidantes como la vitamina C. La ingesta dietética de estas sustancias potencia el sistema de defensas del organismo y contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso del cáncer. Asimismo, la vitamina C mejora la absorción del hierro de los alimentos y previene la anemia ferropénica.

Un buen remedio para la cistitis

El jugo de arándanos posee acción astiséptica y antibiótica sobre los gérmenes que causan infecciones urinarias

Los arándanos rojos gracias a los antocianos que acidifican la orina son ideales para combatir infecciones y para mejorar la circulación. El jugo de estos arándanos tiene una sorprendente acción antiséptica y antibiótica sobre los gérmenes que causan las infecciones urinarias. En caso de cistitis, se recomienda tomar como tratamiento un vaso grande de jugo fresco de arándanos a diario durante varias semanas.
Además, los arándanos contienen ácido quínico, una sustancia que acidifica la orina y reduce el riesgo de que se formen cálculos o litiasis renal de fosfato cálcico.

En la cocina, de muchas formas

El arándano rojo maduro se puede comer acompañado de nata o helado. Se utiliza también para hacer zumos y es un excelente relleno para tartas y pasteles, como la tarta de queso y confitura de arándanos


Si se cocinan estos frutos todavía se realza más su sabor y con ellos se pueden elaborar mermeladas, jaleas, compotas y jarabes. Se emplea además para preparar salsas como acompañamiento de carnes, especialmente de caza, como por ejemplo el lomo de corzo con salsa de arándanos y grosellas


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones