Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

¿Es recomendable la leche desnatada para los niños?

Salvo indicación expresa, hasta los 3 años, se debe beber leche entera o adaptada

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 5 septiembre de 2003

Los lácteos en la infancia....

Es a partir del primer año de vida y no antes, cuando se indica introducir la leche de vaca entera. Si bien, según recomendaciones de la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica), es aconsejable seguir con fórmulas adaptadas (leche de continuación) hasta los tres años o bien dar leche de crecimiento o junior (intermedia entre la leche de continuación y la de vaca), más ajustadas a las necesidades de los niños en esta etapa.

Los niños están en continuo crecimiento y, en el periodo de uno a tres años, el aporte de leche sigue siendo muy importante. Se recomienda la ingesta de unos 500-600 mililitros diarios, cantidad que puede sustituirse parcialmente por otros lácteos sencillos tales como queso, yogur o petit suise, entre otros.

En etapas posteriores, la leche y sus derivados siguen siendo alimentos básicos para un adecuado desarrollo y mantenimiento de la masa ósea, por lo que en general las recomendaciones diarias de consumo son:

* 2 vasos de leche ó,
* 1 vaso de leche y dos yogures ó,
* 1 vaso de leche y una cuajada ó,
* 1 vaso de leche, un yogur y un poco de queso...

El consumo de leche desnatada por los niños no está justificado, salvo indicación médica expresa

La leche desnatada conserva la misma proporción de proteínas, azúcares (lactosa) y calcio que la entera, aunque está desprovista de grasa, nutriente energético básico para el buen funcionamiento y desarrollo orgánico de los más pequeños, así como de las vitaminas disueltas en ella, llamadas liposolubles, como la vitamina A y la D. Esta última vitamina es necesaria para la absorción del calcio y su depósito en los huesos y se obtiene sobre todo de los lácteos enteros, pero también gracias a la acción controlada de la luz solar sobre la piel.

Recomendaciones de los expertos

La leche semidesnatada no debe darse antes de los dos años de edad y la desnatada, no antes de los cuatro y tan sólo se indicará su empleo, en caso de que exista riesgo cardiovascular o de obesidad y SIEMPRE bajo la supervisión de un profesional de la salud y de la nutrición.

Enlaces de interés:
revista.consumer.es:Leches de continuación. Las hay baratas y de muy buena calidad

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones