Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Importancia de una buena hidratación de la mujer que da el pecho…

La leche materna contiene un 85-90% de agua, por lo que es comprensible que la madre lactante deba ingerir un volumen de líquido suficiente para asegurar la producción de leche diaria y mantener un buen estado de hidratación.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 10 septiembre de 2001

La leche materna siempre contiene agua suficiente para satisfacer la sed del bebé, independientemente de si la madre toma menos líquidos de los que realmente necesita. Sin embargo, no por ello la madre debe descuidar la necesidad de ingerir líquidos abundantes, ya que de ello depende que mantenga o no un adecuado estado de hidratación.

La ingesta de líquidos recomendada para las madres lactantes se situa en torno a los 2-3 litros diarios.

La mejor forma de cubrir las necesidades de líquidos es a través del agua de bebida, pero también podemos cubrir esas necesidades a través del agua que contienen los alimentos, de otras bebidas (caldos, infusiones suaves, zumos...) y de la mayoría de verduras y frutas, en las que el agua puede representar entre el 90 y el 98% del peso total.

A lo largo del día, el agua que pueden aportar los alimentos oscila entre 700 y 1000 mL/día, por lo que no resulta suficiente como para satisfacer las necesidades fisiológicas. Una vez en el tracto digestivo, los nutrientes que componen los alimentos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) se metabolizan (se aprovechan) y en este proceso también se genera agua, unos 200-300 mL. Teniendo en cuenta estas dos cifras, conseguimos un aporte de unos 1100 mL; por lo que debemos ingerir como mínimo otros 1000 mL de líquido extra para compensar las pérdidas.

¿Como cubrir las recomendaciones?

  • Al levantarse: Tomarse un vaso de agua antes de desayunar.
  • En el desayuno: Se recomienda incluir un zumo de frutas y/o fruta fresca.
  • En la comida y la cena: Acompañar siempre de un vaso de agua. Es preferible incluir como postre fruta fresca y una infusión suave.
  • En la media mañana y merienda: Incluir fruta y zumo o una infusión suave.
  • Cuando se da el pecho: Se aconseja tener cerca un vaso de agua ya que suele aparecer sensación de sed.

Enlaces de interés:
revista.consumer.es:Hidratación. Mantener el cuerpo bien hidratado refrescándose

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones