Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los habitantes del norte de España y Canarias son los que consumen más aceite de oliva, según un informe

Baleares, Canarias, Valencia, Extremadura y Andalucía figuran entre las comunidades con menor consumo de fruta fresca

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 mayo de 2008
Los habitantes de las comunidades del norte de España y Canarias consumen más aceite de oliva que los andaluces y los residentes en otras regiones del sur. Además, los últimos comen también menos frutas frescas que sus vecinos del norte. Estos son algunos de los datos recogidos en el informe "La Alimentación en España", presentado con motivo de la celebración hoy del Día Nacional de la Nutrición.

Con 13,8 litros de aceite de oliva por habitante y año, los cántabros encabezaron la lista de grandes consumidores de este producto en 2006, seguidos por asturianos, castellano-leoneses, canarios y navarros, que superaron los 9,2 litros de media. En las últimas posiciones se encuentran castellano-manchegos, murcianos, valencianos, extremeños y andaluces, cuyo consumo está por debajo de la media. En el sur, y especialmente en Andalucía, "puede que se fría demasiado", mientras que en el norte se consume mucho el aceite crudo, un hábito más sano, comentó María Teresa García, de la Escuela Nacional de Sanidad.

Respecto a la fruta fresca, castellano-leoneses, catalanes y cántabros son quienes más la consumieron, mientras que los murcianos fueron los que menos, ingiriendo la mitad que los habitantes de Castilla y León, 63,7 kilos frente a 119,9 kilos. En los últimos puestos figuran Baleares, Canarias, Valencia, Extremadura y Andalucía. Mayor es la diferencia entre la cantidad de hortalizas frescas que comieron los catalanes, 77,2 kilos anuales, y los más reticentes a estos alimentos, los riojanos.

Carne y pescado

García apuntó que en el norte "hay una tendencia negativa a consumir cantidades excesivas de carnes rojas", que aportan más colesterol que las de ave. Castilla y León, Navarra y Aragón son las comunidades donde más carne se consume. La experta advirtió en este punto sobre lo poco saludables que pueden resultar las barbacoas, ya que el carbón o la llama queman la grasa que cae y los subproductos vuelven al alimento en forma de vapor y, además, se sacia a la familia con grasas animales.

En cuanto al consumo de pescado, los dos archipiélagos y Murcia se sitúan en los últimos puestos, con casi diez kilos por debajo de la media de 28,2 kilos, mientras que en el interior se sitúan tres de las seis comunidades más aficionadas al pescado (Cantabria, Castilla y León, Asturias, Galicia, Aragón y Navarra).

La representante de la Escuela Nacional de Sanidad indicó que quienes hacen un consumo más saludable de grasas son los adultos jubilados, sin hijos o que viven solos, porque tienen un mayor poder adquisitivo, asocian a su niñez la cocina mediterránea y saludable, y se cuidan porque suelen presentar patologías.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones