Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Mermelada de higos

Img 145292 g
Tiempo > 1 h
Dificultad Media
Valor energético 90 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Otoño

Elaboración

Quitamos la piel a los higos, los troceamos y colocamos su pulpa en una cazuela con el azúcar moreno y la ralladura de limón. Dejamos macerar esta mezcla durante 4 horas antes de comenzar a cocinar la mermelada. Transcurrido el tiempo de maceración, agregamos el agua y cocinamos a fuego bajo, mezclando con un cucharón de madera y quitando la espuma que suele salir cuando comienza la cocción.

Cuando la mermelada alcance la consistencia deseada (unos 50 minutos), es el momento de añadirle el zumo de limón, cocinando 5 minutos más, siempre a fuego bajo para que tenga un leve hervor y removiendo la preparación. Dejamos enfriar la cazuela de la mermelada de higos, fuera del fuego y sobre una rejilla para que la base de la cazuela se enfríe antes.

La mermelada se puede conservar tal cual, en botes de cristal, dentro de la nevera durante un mes. Pero si hacemos más cantidad podemos embotarla, utilizando unos frascos de cristal con tapa. Para ello, procederíamos de la siguiente manera:

Lavamos en el lavavajillas los botes de cristal con sus tapas para desinfectarlas. Una vez lavados y secos, los rellenamos con la mermelada sin llegar a llenar hasta el borde, dejando unos 2 centímetros libres. Cerramos con las tapas y procedemos a realizar la conserva.

Para evitar que los botes puedan estallar durante la cocción (muchas veces se golpean contra el fondo de la cazuela), se suele colocar un paño de cocina en el fondo de la olla; y sobre él, los botes llenos de mermelada y cerrados con tapa. Vertemos sobre ellos agua hasta cubrir la parte superior de las tapas. Cocemos a hervor suave durante 30 minutos para hacer el vacío a los botes.

El paso siguiente es dejarlos enfriar en la misma cazuela, ya fuera del fuego. Cuando estén fríos, secamos y etiquetamos, poniendo la fecha de envasado y el tipo de producto. Por último, para almacenar perfectamente las conservas, conviene mantenerlas en un sitio fresco, seco y protegido de la luz. De esta manera, podemos conservarlas durante 1 año.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
90 0g 0g 21,8g 0g
4% 0% 0% 24% 0%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

El higo es un alimento considerado bajo en sodio, lo que evita retención de líquidos y favorece su eliminación. Es un alimento muy completo, destaca la presencia de calcio, fibra, potasio, hierro, yodo, fósforo y magnesio. Las vitaminas presentes son A, B9, C y E. Se prepara en forma de mermelada, con azúcar moreno y limón. No es una receta calórica ni con gran cantidad de grasa, pero sí destaca el contenido en azúcares, por lo que debe consumirse con moderación.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Estreñimiento
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Gastritis
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso