Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Pizza de bonito fresco y queso de Burgos

Img 46749 g
Tiempo 50 min - 1 h
Dificultad Fácil
Valor energético 344 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Otoño, Verano

Elaboración

Elaboramos la masa de pizza integral: en primer lugar, mezclamos la sal con la harina integral, y por otra parte, disolvemos la levadura en el agua templada con las dos cucharadas de aceite de oliva virgen.

A continuación, en un recipiente tipo ensaladera o bol grande, añadimos la harina integral y poco a poco el agua templada hasta formar una masa consistente y elástica que no se pegue. Una vez formada la masa, le damos forma de bola y la dejamos reposar tapada con un trapo húmedo hasta que duplique su tamaño.

Amasamos de nuevo la bola y la vamos extendiendo poco a poco dándole forma de plato grande de un centímetro de grosor.

La colocamos sobre una base metálica untada de aceite para que no se pegue, para hornear ligeramente durante 10 minutos a 200ºC.

Una vez cocinada ligeramente la masa de pizza, la sacamos del horno.

Colocamos una base de tomate frito sobre la pizza.

Añadimos el bonito fresco limpio de espinas y de piel , troceado en láminas.

Intercalado con el bonito ponemos el calabacín troceado, el pimiento verde cortado en rodajas, todo ello en crudo junto con el queso fresco de burgos escurrido.

Decoramos con el queso rallado y cocinamos la pizza durante 15 minutos en el horno precalentado a 200ºC.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
344 13,9g 5g 3,2g 1,1g
17% 20% 25% 4% 18%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Las pizzas caseras son una buena opción para ofrecer a los más
pequeños alimentos que no sean de su agrado como verduras y pescado,
haciendo que formen parte de este plato tan atractivo para ellos. En este caso,
los ingredientes utilizados para elaborar la pizza son principalmente el bonito,
rico en proteínas de alta calidad y diferentes hortalizas como el tomate,
el pimiento y el calabacín, todos ellos ricos en distintas vitaminas
y minerales, además de fibra y diferentes sustancias con acción
antioxidante. Para dar un toque de sabor y color a la pizza, se utiliza queso
de Burgos, rico en proteínas y diferentes minerales como el calcio.

Aunque este tipo de pizzas vegetales o de pescado, suponen una buena opción
para que los más pequeños consuman estos alimentos, es importante
no olvidar que este tipo de platos contiene un valor calórico mayor que
el que puede presentar un plato de verduras, de pescado o una ensalada, por
lo que conviene no abusar de su consumo.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Gastritis
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)