Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Prevenir la triquinosis

Una infección parasitaria debida al consumo de animales de caza o de cerdo infectados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 4 octubre de 2002
Se trata de una enfermedad provocada por la infección con las larvas de un pequeño parásito llamado Trichinella spiralis.

Es una enfermedad habitual y difundida en muchas especies animales de alimentación carnívora, con predominio en las ratas, donde es endémica. Cuando éstas son devoradas por otros carnívoros, en especial los cerdos, ellos la contraen; también es factible entre jabalíes, venados, perros, gatos, lobos, zorros, osos, etc.


¿Como se produce la enfermedad en el hombre?


El hecho manifiesto de desarrollar la triquinosis implica siempre una deficiencia en el control veterinario de los animales destinados al consumo, básicamente.
El individuo se enferma por ingerir carne de cerdo o de animales de caza semicruda o embutidos elaborados con carne de animales previamente infectados.


¿Cual es su curso?


Cuando una persona ingiere la carne infectada por larvas de Trichinella, estas llegan al estómago, donde el jugo digestivo las libera de su cubierta.
Las larvas pasan rápidamente al intestino delgado, donde se fijan a la pared mediante sus bocas y en dos o tres días maduran hasta el estado adulto; machos y hembras.
Allí se produce la fecundación; los machos mueren y son eliminados; las hembras, a los tres días, comienzan a atravesar la pared intestinal, en la cual se alojan, así como también en los ganglios linfáticos del intestino.
Los huevos maduran en el abdomen de la hembra y ésta, al cabo de cinco o seis días, comienza a eliminar larvas vivas. Los embriones atraviesan los tejidos y, por vía de los vasos linfáticos abdominales, van a parar a la circulación sanguínea, y a través de los capilares arteriales en las fibras musculares del aparato locomotor, dónde finalmente se enquistan.
Las larvas se localizan predominantemente en el diafragma, los músculos intercostales y los de la masticación.


¿Qué síntomas son propios de la triquinosis?


Tras el periodo de incubación de las larvas en el tracto intestinal, que puede oscilar de dos a diez días, aparece un cuadro febril acompañado de náuseas, vómitos, diarreas y cólicos abdominales, que desaparece en diez o doce días. Precozmente, hay cansancio fácil y astenia.
Pueden aparecer manifestaciones más severas y características: dolores musculares, torpeza y contractura muscular. La localización de las mismas varía según el músculo afectado y la intensidad del cuadro, de acuerdo con la cantidad de parásitos.

Así, la afectación del diafragma origina hipo y dolor al respirar que se propaga a los hombros. También puede producirse contractura de los músculos de la masticación, parálisis oculares con dolor frontal y visión doble, etc.
Todo esto se acompaña de una reacción general de tipo urticante e hinchazón de toda la cara, que puede extenderse a otras partes del cuerpo. El cuadro presenta hipertensión arterial, pulso acelerado y "shock" grave.


Medidas preventivas:


Esta enfermedad tan grave, puede prevenirse fácilmente siguiendo las siguientes indicaciones:

1) A nivel personal:

- Cada vez que se faene un cerdo o animal de caza debe pedirse un estudio veterinario que garantice que el animal está libre de parásitos. El método más sencillo y rápido es el estudio microscópico de los músculos del animal recién muerto, y se analizan, por ser las zonas más infectadas: el diafragma, la lengua y los músculos intercostales. Este método se llama de triquinoscopia.

- Comer carne de cerdo o de caza que esté perfectamente bien cocida.

- Ante la duda de la procedencia y estado sanitario, no comer carnes saladas o ahumadas.

2) A nivel industrial:

- Alimentar a los animales con comidas garantizadas y libres de toda sospecha.

- No faenar clandestinamente los animales.

3) A nivel sanitario:

- Efectuar campañas de desratización.

- Realizar inspecciones veterinarias efectivas en todo establecimiento de cría de animales destinados a la alimentación humana.

- Revisar todo animal faenado.

- Promulgar leyes que protejan eficazmente contra la violación de las normas veterinarias.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones