Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Solomillo de ternera con salsa roquefort y champiñones con Thermomix

Img 143887 g
Tiempo 30-40 min
Dificultad Media
Valor energético 499 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Salsa roquefort con Thermomix. Para elaborar la salsa, ponemos a calentar la nata líquida y el queso roquefort en el vaso de la Thermomix durante 5 minutos, a 80ºC, a velocidad 4. Unos segundos antes de terminar la salsa, le damos una pizca de brillo con una cucharada de aceite de oliva. Cocinamos hasta que la salsa adquiera la densidad deseada. Tendremos en cuenta que, cuando se enfríe, tenderá a quedar más espesa. Si hiciera falta, ponemos la salsa a punto de sal.

Guarnición de champiñones al Thermomix. Limpiamos los champiñones y les cortamos el pie (elegiremos champiñones pequeños). Pelamos y colocamos el ajo y la cebolla en el vaso de la Thermomix durante 5 segundos, a velocidad 7; luego agregamos un poco de aceite de oliva y cocinamos durante 5 minutos a temperatura Varoma y velocidad Cuchara.

Una vez cocinado el sofrito, agregamos los champiñones limpios y troceados en cuartos y los cocinamos programando 20 minutos, temperatura Varoma y velocidad cuchara. A mitad de cocción, añadimos un chorrito de vino blanco y perejil picado, poniendo al final el punto de sal y un toque de pimienta.

Por otra parte, cocinamos vuelta y vuelta (un minuto por cada lado, o menos si nos gustan poco hechos) los solomillos en una sartén antiadherente caliente. Los ponemos a punto de sal cuando estén cocinados y no antes, para evitar la perdida de jugos. Servimos los solomillos acompañados de los champiñones y un hilito de la salsa en un lado del plato. El resto de la salsa se introducirá en una salsera aparte, debido a que la salsa roquefort es muy fuerte y no a todas las personas les gusta en la misma cantidad. Se recomienda, por tanto, que cada persona aderece el plato a su gusto.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
499 42,9g 14,7g 2,4g 0,5g
25% 61% 73% 3% 9%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

El solomillo es un alimento rico en vitamina B3 y B1 especialmente. Es fuente de
proteínas de alto valor biológico y su gran sabor y textura hace de esta carne un placer al paladar. Además, aporta hierro, calcio, potasio, yodo, zinc y vitaminas D y K. Sin embargo, contiene colesterol y algo de grasa, por lo que debe moderarse su consumo. En esta ocasión se prepara con salsa de roquefort y guarnición de champiñones, lo que suma una cantidad considerable de grasa y calorías, pero también de importantes nutrientes como vitaminas A, B, E y minerales como potasio, hierro y fósforo. Es una deliciosa receta, ideal para un consumo esporádico, ya que es calórica y presenta un nivel alto de grasa.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Hipertensión arterial
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso