Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Tarta de galleta, chocolote y lacasitos

Img 152908 g
Tiempo > 1 h
Dificultad Media
Valor energético 1472 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Deshacemos la cobertura de chocolate al baño maría o al microondas (a potencia media y en intervalos de 30 segundos, removiendo en cada pausa). Con una batidora mezclamos la mantequilla a punto de pomada, la cobertura de chocolate líquida y una yema de huevo junto con el azúcar glass. Batimos la clara a punto de nieve y agregamos poco a poco con la ayuda de una espátula a la crema de chocolate. Agregamos unas gotas de vino moscatel, que le da un toque especial, pero no el sabor muy pronunciado a licor, mezclamos la crema y dejamos reposar.

Reservamos la mitad de esa crema. Batimos la clara a punto de nieve y se la añadimos a la otra mitad de la crema anterior, con cuidado y movimientos envolventes, hasta formar una crema tipo mousse. Dejamos reposar esta crema en la nevera durante media hora.

Forramos un molde de tarta con papel de horno para facilitar después su desmoldado, aunque no vaya a ir al horno y la endurezcamos en la nevera. Mojamos las galletas una a una y «vuelta y vuelta» para que empapen en leche templada con un toque de vino moscatel y las colocamos en un molde de tarta cubriendo la base.

Cubrimos esta capa de galletas con la crema de chocolate y encima otra capa de galletas, y así hasta formar las capas de crema y chocolate que queramos, dependiendo también de la anchura del molde de tarta. Terminamos la tarta con una capa de galleta. Tapamos la tarta con papel film y enfriamos de un día para otro o por lo menos durante 6 horas en el frigorífico.

Poco antes de servir untamos la parte superior con crema de chocolate con avellanas y decoramos con los lacasitos la superficie de la tarta. El exterior se puede decorar con trocitos de galletas o chocolatinas rodeando la tarta. Servimos sin volver a introducir a la nevera por que los lacasitos coloreados pierden y destiñen su color con el frío y la humedad de la nevera.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
1472 87,5g 37,5g 102,9g 0,5g
74% 125% 188% 114% 8%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Esta tarta es muy calórica y muy restrictiva. Es fuente de importantes nutrientes a la vez que deben tenerse en cuenta varias contraindicaciones. Entre sus propiedades nutricionales destaca la presencia de hidratos de carbono, proteínas, hierro, calcio, potasio, sodio, magnesio, fósforo y vitaminas A, B3, B9, C, D, K y E. Sin embargo, contiene una importante cantidad de grasa saturada, azúcares y calorías, por lo que debe consumirse con mucha moderación y en ocasiones realmente especiales.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis