Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Cinco ideas para hacer un árbol de Navidad original con los niños

Los niños pueden diseñar un árbol de Navidad divertido con fieltro, cartón o piñas

El clásico abeto natural o artificial es la alternativa más socorrida para decorar el hogar con un árbol navideño. Sin embargo, existen otras opciones arbóreas originales y divertidas que, además, se pueden diseñar y montar con ayuda de los más pequeños de la casa, a la vez que se disfruta con ellos de una jornada inolvidable. Un abeto de fieltro para jugar, un diseño con cartón para pintar, un árbol a partir de unas piñas y otro de unos cartones de huevos e, incluso, un simpático disfraz de árbol de Navidad son algunas de las propuestas que se detallan en este artículo.

El árbol de Navidad con fieltro podemos crearlo con poco más de un metro de este material y después crear adornos. Y, ¿por qué no dejar que sean ellos mismos los que dibujen su propio árbol de Navidad sobre un cartón? Otras ideas son unir varios cartones de huevos con una cinta adhesiva y pintarlos, crear un árbol de Navidad con las piñas recogidas durante una salida al monte o disfrazarse de árbol de Navidad. ¿Puede haber algo más divertido para los pequeños?

Imagen: Marta Vázquez-Reina

1. Árbol de Navidad de fieltro para jugar

Cuando los niños son muy pequeños, el clásico abeto navideño puede entrañar algunos riesgos. En estos casos, es mejor optar por materiales más seguros como el fieltro. El primer paso es adquirir una pieza de esta tela con el largo correspondiente a la altura que queremos que tenga el árbol de Navidad: con 1,5 metros es suficiente para que los niños puedan después jugar con él.

El siguiente paso es dibujar el árbol sobre la pieza de tela y luego recortarlo. Es aconsejable doblar la tela por la mitad y dibujar el contorno de un solo lado del árbol. De este modo, al recortar y desplegar, quedan simétricos ambos lados. En este sitio web se puede ver paso a paso.

Por último, hay que preparar los adornos. Con varios trozos de fieltro de distintos colores se pueden recortar bolas navideñas, estrellas, velas o paquetes de regalos, entre otros. El montaje es fácil. Basta con adherir el árbol a una pared y colocar pequeños trozos de velcro adhesivo en los adornos. A partir de ahora es tarea del niño jugar y decorar una y otra vez el árbol a su gusto.

2. Árbol de Navidad de cartón para pintar

Los niños disfrutan pintando, ¿por qué no dejar que sean ellos mismos quienes dibujen su propio árbol de Navidad?

El proceso es sencillo. Sobre una pieza de cartón o PVC se dibuja el contorno del árbol en dos piezas que encajen entre sí. En la Red es posible descargar distintos modelos de plantillas, como este del portal La cesta mágica.

Imagen: jim simonson

Una vez recortado el perfil del árbol, es el momento de decorarlo. Rotuladores, lápices, témperas, acuarela y ceras servirán para dar rienda suelta a su imaginación y crear el árbol de Navidad de sus sueños. Cuando terminen sus dibujos, tan sólo hay que encajar las piezas en la base y colocarlo en el lugar favorito del pequeño.

3. Árbol de Navidad con cartones de huevos

Varios cartones de huevos, pintura y cinta adhesiva son los únicos materiales necesarios para construir esta original manualidad. Los niños pueden pintar con distintas tonalidades de verdes los cartones y dejar un par de ellos para pintarlos de color marrón.

El siguiente paso es extender los cartones y con cinta adhesiva colocarlos a modo de pirámide: primero uno, luego dos, tres, etc; de arriba abajo en una pared, tal como se muestra en el blog El cohete de Kiko. Los cartones marrones se dejarán para el final, puesto que simulan el tronco del árbol.

4. Árbol de Navidad con piñas

Una salida al campo o al bosque es la excusa perfecta para recopilar varias piñas, el material principal de esta sencilla manualidad. Una vez en casa, los pequeños pueden pintar las piñas con distintos colores.
Imagen: Abigail Batchelder

Con unos vasitos de yogur vacíos se diseña la maceta del árbol: el niño puede pintarla o forrarla a su gusto. El último paso es colocar la piña sobre el vasito de yogur con la punta hacia arriba.

5. Disfraz de árbol de Navidad

Una opción divertida es disfrazar a los niños de árbol de Navidad. La elaboración del disfraz es sencilla, sólo hace falta una pieza de fieltro y un poco de imaginación. El primer paso será dibujar el patrón del árbol del tamaño que corresponda al pequeño y después dibujarlo y recortarlo en la pieza de fieltro.

Para la copa del árbol, basta con recortar una pieza en forma de cono y colocarla como un gracioso sombrero. Ahora sólo queda elegir los adornos que quiera lucir el niño y coserlos o pegarlos al disfraz con un poco de velcro.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto