Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Lactancia con gemelos: cinco claves para el éxito

Informarse y buscar ayuda es esencial para que la lactancia tras un parto múltiple se instaure con normalidad

Solo una de cada dos madres en España opta por alimentar a sus hijos con lactancia materna exclusiva durante los primeros meses, y más de la mitad de ellas se quedan por el camino sin cumplir siquiera los seis meses mínimos que recomiendan los especialistas. Un motivo de abandono es haber vivido un parto múltiple. En este artículo se explica por qué amamantar a gemelos sí es posible y se proporcionan cinco claves para que la lactancia múltiple sea un éxito.

Imagen: Ben Hoyt

¿Lactancia con gemelos? Sí, es posible

Los partos de gemelos y mellizos en España se han duplicado en las últimas décadas, en gran parte, como consecuencia de las técnicas de reproducción asistida. Las cerca de 9.800 mujeres que cada año dan a luz a dos o más bebés deben enfrentarse al increíble y complicado reto de criar a más de un pequeño a la vez, una tarea que les exigirá sobre todo mucho tiempo y dedicación durante los primeros meses de vida de sus hijos.

Los bebés de partos múltiples pueden recibir lactancia materna igual que los demás

Mientras se preparan para esta experiencia durante la gestación, una de las preguntas que se formulan con frecuencia las futuras madres de gemelos es si será posible practicar la lactancia materna exclusiva con más de un bebé a la vez. La respuesta es muy simple: "Sí, es posible, y no solo con gemelos o mellizos, también con trillizos e incluso con cuatrillizos", señala el pediatra Vicente Molina, presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría y coautor de la 'Guía de Lactancia Materna para profesionales' de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Molina resalta que mientras la madre esté motivada, "la lactancia tiene unos resultados muy similares a los que se obtienen con bebés únicos". Con esta opinión coincide Adriana Rodríguez, madre de mellizos y creadora de Somos Múltiples, un completo blog sobre mellizos, gemelos, trillizos o más. "Lo más importante para lograr dar el pecho es querer dar el pecho", afirma.

Aunque para conseguirlo, es esencial "recibir una información suficiente y de calidad durante el embarazo", señala Rodríguez. La labor divulgativa de los profesionales de la salud, personal del hospital o de los grupos de lactancia es fundamental. Y es que, tal como señala esta madre por partida doble, "muchas futuras mamás ni siquiera saben que es posible y dan por hecho que con dos o más bebés nunca podrán conseguirlo".

A continuación se recogen cinco claves para amamantar a dos o más niños.

1. Lactancia de gemelos: buscar ayuda e información

La información es una de las claves fundamentales para el éxito de la lactancia múltiple. Durante el embarazo, es aconsejable buscar ayuda para tener una idea realista de cómo es la lactancia con más de un bebé y las dificultades y obstáculos que se pueden encontrar en el camino. Después del parto, es esencial también tener el apoyo del personal sanitario del centro hospitalario.

Y una vez instaurada la lactancia, será de gran ayuda acudir a un grupo de apoyo a la lactancia. "Muchas veces lo único que necesitamos es oír a otras madres decirnos que lo que nos pasa es normal", dice la autora de Somos Múltiples. Estos grupos serán, por tanto, de gran ayuda para resolver las dudas o problemas que se presenten.

Gema Cárcamo, fundadora del Grupo Multilacta Lactancia Materna y madre de dos pares de gemelos que fueron amamantados, recuerda que "es importante también escoger a un pediatra que conozca bien y sepa informar a la madre sobre la lactancia materna", en definitiva, un buen médico que dé seguridad y motive a la madre.

2. Lactancia de gemelos: encontrar la técnica

Imagen: hugabub

¿Lactancia alterna o simultánea? Molina recomienda comenzar por amamantar a demanda individual de cada bebé, y alternar los pechos con cada uno de ellos una vez instaurada la lactancia. Cuando la madre está más segura, es mejor intentar agrupar las tomas y efectuar la lactancia simultánea.

La simultaneidad permite, sobre todo, ahorrar tiempo. "Los bebés pueden hacer una media de 15 tomas al día, que pueden ser más si toman el pecho por separado", añade Cárcamo. Por eso, aconseja que los pequeños mamen a la vez todo lo que puedan, y que las madres entrenen mucho con posturas para amamantar a dos al mismo tiempo, sobre todo, "aquellas que les permitan dormir, así podrán descansar en cada toma que se dé en casa".

3. La ayuda en casa, esencial para descansar

La lactancia materna de gemelos se facilita cuando se logra amamantar a los dos niños al mismo tiempo

La lactancia materna no se puede delegar y a la madre de dos o más bebés puede vencerle el agotamiento y el estrés durante los primeros meses, sobre todo si se tiene en cuenta que el 70% de los partos múltiples en España son cesáreas.

La fundadora de Multilacta ha pasado por esta experiencia ya dos veces, y señala de forma clara la solución: "Necesitamos un par de manos más". Esta experta recomienda buscar ayuda extra para el hogar y apoyo en los familiares o amigos que estén dispuestos a echar una mano en casa: "Todo aquello que permita a la madre centrarse en su trabajo biológico y además descansar".

4. Lactancia de gemelos cuando son prematuros

El 50% de los partos múltiples son prematuros, una circunstancia que puede dificultar aún más la lactancia de los bebés. Los recién nacidos prematuros necesitan más que ninguno la leche materna, ya que les ayuda a prevenir muchas de las complicaciones que pueden surgir.

Las estrategias más eficaces en estos casos aconsejadas por la Asociación Española de Pediatría son colocar en el pecho lo antes posible a los bebés, el inicio precoz de la estimulación de la mama mediante masaje manual o sacaleches e introducir suplementos con leche materna solo en los casos necesarios.

En este sentido, los protocolos de los hospitales son muy importantes. Disminuir al mínimo imprescindible el tiempo de separación de la madre y sus hijos después del parto, abrir las salas de neonatología las 24 horas para que puedan alimentar a sus bebés a demanda o poner a su disposición sacaleches hospitalarios son algunas de las medidas que los centros deben adoptar para favorecer la lactancia de los bebés múltiples prematuros.

5. Limitar el uso de los sacaleches y biberones

"Un sacaleches es como un tercer hijo al que hay que poner al pecho". Con esta similitud explica Cárcamo el riesgo que representa para las lactantes de múltiples el uso de este instrumento. A veces, sin embargo, son necesarios, sobre todo cuando son tan prematuros que aún no han desarrollado el reflejo de succión y no consiguen mamar. Pero solo en estos casos son recomendables.

En cuanto al uso de biberones, que pueden parecer un aliado para que otra persona administre la leche materna a los bebés mientras la madre descansa, tampoco es una práctica aconsejable.

Rodríguez recomienda la utilización en el periodo de hospitalización de los pequeños de "métodos alternativos de alimentación, como jeringuillas o cucharas, para evitar que se produzca la confusión tetina-pezón".

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto