Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Trucos de belleza durante el embarazo

Durante la gestación es clave evitar los productos tóxicos, apostar por los cosméticos naturales y sacar partido al mejor aspecto del cabello y de la piel

Estar embarazada no es excusa para dejar de cuidarse y mantener las rutinas de belleza y cuidados estéticos habituales en la mujer. Al contrario: esta es una etapa maravillosa para mimarse y sentirse tan guapa como siempre (o incluso más). Pero con ciertas precauciones, ya que algunos productos y cosméticos pueden resultar perjudiciales para el bebé que está en camino. En este artículo se ofrecen tres consejos de belleza para las futuras madres: evitar los productos tóxicos, apostar por los cosméticos naturales y sacar partido al embarazo.

Imagen: pressmaster

1. Evitar los productos tóxicos durante el embarazo

Radiante y lustrosa o pálida y ojerosa. La piel de la mujer durante el embarazo puede mostrarse más tersa y sonrosada que nunca o, por el contrario, volverse apagada y llena de manchas. Es cuestión de hormonas. En cualquiera de los casos es recomendable mantener las rutinas de belleza habituales para el cuidado de la piel adaptándolas a la nueva situación para proteger al bebé.

Y es que el uso de algunos productos de belleza está desaconsejado durante el embarazo porque puede resultar perjudicial para el pequeño. Es el caso del ácido retinoico, que forma parte de la composición de algunas cremas antiarrugas y tratamientos de peeling o antiacné. Aunque la absorción de esta sustancia administrada por vía tópica es escasa, "no se puede tener la certeza absoluta de la ausencia de riesgo", afirma Mónica Sabaté, del Instituto Catalán de Farmacología.

También es aconsejable verificar que los cosméticos habituales no contienen otras sustancias nocivas como el plomo. Tal como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las embarazadas la exposición a concentraciones elevadas de plomo puede ser causa de "aborto natural, muerte fetal, parto prematuro o bajo peso al nacer".

Otros componentes de productos de belleza que los especialistas recomiendan evitar en la gestación son el ácido salicílico o la hidrocortisona.

2. Apostar por los productos y cosméticos naturales

Una buena alternativa para minimizar el riesgo de exponer al niño a alguna sustancia que pueda resultar perjudicial para él durante la gestación es optar por los cosméticos naturales que se comercializan en la actualidad. Estos productos garantizan la ausencia de colorantes o parafinas y aditivos como los parabenos o triclosan.

Pero también es posible mantenerse guapa y atractiva durante el embarazo gracias a productos naturales que se encuentran con facilidad en la despensa o nevera de cualquier hogar. Estas son algunas propuestas.

  • El aceite de oliva o el aceite de almendras o rosa mosqueta son remedios naturales muy efectivos para hidratar la piel durante la gestación y prevenir la aparición de estrías.
  • Para exfoliar la piel del rostro o el cuerpo existen diferentes combinaciones de productos naturales como plátano y azúcar granulada, aceite de oliva y azúcar morena o leche en polvo y avena molida.
  • Una infusión de manzanilla con aceite de oliva es una mezcla perfecta para reducir las ojeras y las bolsas de los ojos.
  • La limpieza del cutis antes de acostarse se puede realizar con algo tan sencillo como un yogur natural o un poco de leche tibia.
  • Con la combinación de miel, clara de huevo y zumo de limón se consigue una mascarilla natural perfecta para combatir las arrugas.

3. Sacar partido al embarazo

El incremento de peso, la hinchazón de pies o manos o incluso las manchas en la piel son algunos de los cambios estéticos que experimentan la mayoría de las mujeres durante el embarazo. Sin embargo, la revolución hormonal de las gestantes también trae consigo algunas transformaciones positivas. Es hora de aprovecharlas y sacar partido a la gestación en lo que concierne a la belleza femenina.

  • Olvidarse del maquillaje. En este tiempo, el volumen de la sangre de la mujer se incrementa, esto confiere a su rostro un aspecto más sonrosado y luminoso de lo habitual. La futura madre puede aprovechar así esta etapa para mantener su piel más limpia y libre de maquillaje y aprovechar el "resplandor del embarazo" como su propio cosmético natural.
  • Lucir la melena. Un cabello bonito y arreglado es parte esencial de la estética femenina. En la gestación, el pelo suele lucir más voluminoso de lo habitual, con mayor fuerza y mucho brillo. ¿Por qué no presumir de él? Es el momento de soltarse la melena o atreverse con un corte un poco más arriesgado, en el embarazo los estilismos funcionan mejor.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones