Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Colocación de tepes, otra posibilidad para disponer de césped

Es una opción que permite ahorrar trabajo y tiempo, pero que resulta más cara que las semillas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 enero de 2003

Todo aficionado a la jardinería sabe de la importancia de tener un césped bien cuidado y saludable. Si hemos necesitado renovarlo o lo plantamos por primera vez tenemos dos opciones diferentes: si se tiene paciencia, la manera más habitual de conseguirlo es sembrando semillas, pero si por diferentes razones se necesita obtener resultados en un escaso período de tiempo, se pueden colocar tepes o panes de hierba.

Es importante conocer las características de ambas opciones para saber cuál puede ser la elección más acertada a las necesidades de cada uno. Como lo tal vez es más conocida y común la siembra de semillas, en las siguientes líneas se explican las posibilidades de los tepes.

Lo primero que hay que valorar es lo que cuesta, económicamente hablando, la adquisición de tepes, que siempre va a ser muy superior a la compra de un saco de semillas. Por otro lado, cada uno debe estimar si el desembolso económico de los panes de hierba le compensa el ahorro de trabajo y esfuerzo que supone cubrir el vergel de esta forma.

Entre otras de las ventajas que se encuentran en esta opción hay una fundamental, que no es necesario esperar a una época del año en concreto para su colocación, basta con que las condiciones climatológicas sean templadas para poder hacerlo.

Los pasos que se deben dar para la colocación de los tepes son los siguientes:

-Antes de nada hay que acondicionar el terreno, rastrillándolo con el fin de dejarlo limpio de malas hierbas y piedras.

-El suelo deberá estar ligeramente suelto, si no es así lo removeremos pacientemente con la azada.

-Es más que conveniente aplicarle un fertilizante biológico cuyas instrucciones de uso verán indicadas en cada producto.

-Con el fertilizante aplicado se pasa algún rodillo para apisonar el suelo.

-A continuación se van colocando los panes de hierba, que probablemente vengan enrollados y que se deberán ir poniendo en filas, siguiendo un mismo orden y muy importante, unidos unos a otros de tal manera que no quede ningún espacio de separación.

-De nuevo hay que apisonar el suelo, en este caso se utilizará la parte plana del rastrillo.

-Una vez colocado y apisonado sólo queda regar generosamente toda la zona cubierta por los tepes.

Si se han seguido todas estas sencillas instrucciones en diez días podrá disfrutar de un espléndido césped que ahora tendrá que mantener como cualquier otro.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones