Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Devolver a la pintura su textura original

Al abrir el envase, hay que filtrar el producto para eliminar impurezas y remover hasta que la mezcla sea homogénea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 25 agosto de 2003

Cuando los botes de pintura se almacenan durante un tiempo sin ser utilizados es frecuente que se forme una película en la parte superior o que ésta presente un aspecto líquido. Sucede tanto en envases nuevos como usados, ya que las partículas más pesadas tienden a depositarse en el fondo.

Esta especie de piel obliga a colar la pintura antes de ser utilizada para eliminar los depósitos y los restos de película secos. Si no se hace así, se puede deteriorar el acabado de la superficie que se quiere pintar. Un resultado impecable depende de la calidad del producto.

Para la operación de filtrado es conveniente contar con un recipiente limpio de la misma capacidad que el original, o por lo menos de capacidad suficiente para almacenar la pintura sobrante, y un filtro específico para pintura que libera de impurezas al bote nuevo.

Remover desde abajo

Siempre que se abre un envase, nuevo o usado, es necesario remover la pintura hasta que adquiera una textura homogénea. Esta operación debe realizarse mediante movimientos circulares, desde la parte inferior del bote, y con un utensilio limpio para evitar que la pintura se manche.

Siempre debe emplearse un utensilio limpio para no manchar la pintura

A continuación, el producto se diluye en agua o en disolvente sintético, como el aguarrás. Los pasos a seguir en cada caso deben aparecer en el etiquetado del envase, ya que existen diferentes disolventes de acuerdo al tipo de pintura, barniz o laca.

Conservar la pintura sobrante

Cuando, tras pintar una habitación o un determinado objeto sobre pintura, ésta se puede conservar para futuras ocasiones. Tan sólo hay que limpiar bien el bote, retirar de la tapa y del envase los restos de producto, y cerrarlo de manera hermética para que no se cuele aire en su interior.

Si el bote está muy deteriorado, será preferible cambiar el producto a un envase en buenas condiciones. Un frasco de cristal suele ser suficiente, siempre que esté limpio y seco.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto