Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

La prímula, el mayor exponente de la llegada de la primavera

El colorido de esta planta es uno de sus mayores atractivos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 mayo de 2003
El 21 de marzo es la fecha oficial en la que comienza la primavera para los países situados en el hemisferio norte del planeta e, indiscutiblemente, es la estación del año más esperada por los amantes de la jardinería, puesto que supone el renacer para muchas plantas. Una de las más características de esta época del año es la prímula, también conocida como primavera.

Esta pequeña, suele alcanzar son los 25-35 centímetros de altura, pero muy agradecida planta de hoja perenne, ofrece muchas diferencias entre sus distintas variedades. Generalmente, sus hojas son rugosas y dentadas en los bordes y su flor desprende un suave olor, casi inapreciable en algunos de sus híbridos. Como cabía esperar la floración de la prímula se produce en primavera, aunque hay variedades que florecen en otoño.

Esta planta perteneciente a la familia de las primuláceas tarda medio año en florecer, pero merece la pena esperar porque puede presentar un colorido en sus pétalos tan amplio que va del amarillo al azul, pasando por los naranjas, el blanco e incluso el rojo. Pero cuando las flores y hojas estén marchitas es preciso retirarlas para que éstas no absorban los nutrientes e impidan el crecimiento de otras nuevas.

La prímula es bastante agradecida y con unos cuidados básicos como proporcionarle un suelo adecuado para que absorba bien el agua y temperaturas frescas, cercanas al frío, será suficiente para asegurar el buen crecimiento de esta planta.

Originaria de las regiones del Sur de América o de zonas de Asia como pueden ser China y Japón, la prímula va a requerir ser regada con cierta asiduidad, con el fin mantener siempre el suelo húmedo, aunque sin cometer excesos. Este aporte de agua combinado con una ubicación en un lugar soleado, donde la incidencia de los rayos solares pueda ser tanto directa como de media sombra, será fundamental para que su prímula se muestre radiante.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones