Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Los abonos inorgánicos más habituales

Conviene poseer unos conocimientos básicos sobre cantidades recomendadas y épocas más adecuadas para su aplicación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 11 marzo de 2004
Abonar es una actividad esencial en todo jardín para asegurar la calidad del suelo y mejorar el desarrollo de árboles y plantas. Para que con la aplicación de un abono se obtengan los resultados deseados es fundamental tener una pequeña noción sobre los diferentes fertilizantes que se puede encontrar en el mercado. En esta ocasión se va a centrar la atención sobre los abonos de origen inorgánico:

1. Abono natural: es especialmente eficaz y actúa muy rápidamente por lo que suele ser oportuno aplicarlo en el momento en el que se vaya a plantar, principalmente en primavera y verano. La cantidad media aconsejada es de 100 g por metro cuadrado.

2. Grow More: abono general al que recurren habitualmente los aficionados a la jardinería. De acción rápida, tiene indicada una aplicación de 25 g por 100 metros cuadrados en los meses de primavera.

3. Biotónico para césped: su alto contenido en nitrógeno lo hace indicado para intentar reverdecer un césped amarillento. Los resultados suelen obtenerse bastante rápido. La recomendación es distribuirlo durante los meses de primavera y principios del verano en una cantidad de 5 g por metro cuadrado.

4. Instant Bio: este abono tiene en su composición la predominancia del potasio, muy necesario durante la etapa de crecimiento de las plantas. También es de acción rápida. Mezcle una cucharada en 10 litros de agua y pulverice.

5. Top Lawn: rico en nitrógeno, este abono presentado en polvo se aplica tanto en primavera como en otoño para mejorar el césped y facilitar el arraigo de las plantas. En poco tiempo observará sus efectos procurando aplicar no más de 50 g por cada 250 metros cuadrados.

6. Fosfato mineral: obviamente presenta unos altos niveles en fósforo y se utiliza sobre suelos ácidos. Como se trata de un abono de actuación lenta es mejor emplearlo a finales del otoño en una proporción de 100 g por metro cuadrado.

Con estas indicaciones, y siempre leyendo muy detenidamente las instrucciones de uso del envase de cada abono inorgánico, ya puede optar por el que mejor le convenga para mejorar el aspecto de su jardín.

Etiquetas:

abono Jardín Planta

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones