Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Trabajos con lija: cuándo son necesarios

Las lijas son imprescindibles para un buen acabado, ya que alisan y abrillantan las superficies

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 15 noviembre de 2002

Las lijas se utilizan en carpintería para alisar y pulir superficies. El papel de lija elimina cualquier defecto y dota a la madera de un brillo especial. Los trabajos de restauración agradecen el uso de esta herramienta, ya que al lijar se consigue un acabado más fino.

En general, se considera un trabajo cansado y exige el uso de guantes. Al ser una tarea que se realiza con las manos hay que evitar dañarse los dedos. Un truco para agarrar mejor la lija consiste en hacer dos dobleces hasta que quede dividida en tres partes iguales que se superponen. Así se aumenta su espesor.

Tipo de grano

Aunque sobre todo se utilizan en carpintería, las lijas son adecuadas para cualquier acabado. También se emplean para alisar una pared que se quiere pintar (retira el producto anterior) y para limpiar las tuberías antes de aplicar adhesivo.

De acuerdo al trabajo que se realice, es necesario utilizar un tipo de lija u otro. Existen diferentes medidas según el grosor del grano. Las más habituales son:

  • Entre 40 y 50, grano muy grueso.
  • Entre 60 y 80, grano grueso.
  • Entre 100 y 120, medio.
  • Entre 150 y 180, fino.
  • Entre 240 y 400, muy fino.

El número de grano aparece en la propia lija y es un indicativo de la capacidad abrasiva del papel. Cuanto más fino sea el grano, menor será su capacidad de abrasión. Se distingue entre grano de carburo de silicio, delgado y con poca durabilidad; de óxido de aluminio (corindón), resistente y de alta durabilidad; y de corindón de circonio, apto para lijar acero.

Formas de lijado

El papel de lija es el más utilizado en los diferentes trabajos, pero no el único. Está indicado para madera, masillas, lacas, pinturas y pulido de toda clase de metales. La mayoría ofrece una gran durabilidad y resistencia.

El papel de lija está indicado para madera, pinturas y metales

Por otro lado, existen lijas para instalar en máquinas eléctricas de pulido y lijadoras. Su durabilidad es mayor y se emplean para acabados en muebles. En el caso de las lijadoras portátiles, destacan dos formatos: de triángulo y de banda, estas últimas para trabajos con maderas duras.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones