Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consumo multa a 50 supermercados por cobrar precios diferentes a los marcados en etiquetas

Las ofertas de estos establecimientos no eran reflejadas en los lectores de código de barras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 17 agosto de 2001
La Dirección General de Consumo ha iniciado diligencias para sancionar a medio centenar de supermercados e hipermercados de la provincia de Murcia que cobraban precios distintos a los que figuraban en los etiquetados, en el momento de pasar los productos por los lectores ópticos. La cuantía media de las multas asciende a medio millón de pesetas. A estos establecimientos de alimentación también se han sumado varias tiendas que estaban de rebajas, pero cuyos lectores aplicaban los precios originales.

Estas sanciones obedecen a una batida que ha emprendido la Dirección General de Consumo desde comienzos del verano. Los inspectores se hacían pasar por clientes y acudían a las cajas registradoras con veinte artículos. Cuando el lector óptico daba más de cuatro precios diferentes a los marcados en el etiquetado, el inspector se identificaba y levantaba expediente.

El director general de Consumo de Murcia, José Gabriel Ruiz, considera tan alarmantes los resultados que mantendrá la campaña de inspecciones hasta finales de año con el fin de abarcar el máximo número posible de supermercados, tiendas y grandes superficies comerciales.

José Gabriel Ruiz recomienda examinar siempre el tique de compra. Si el precio en caja y en estantería difieren, el establecimiento está obligado a aplicar éste último. "Aunque el comercio no ponga reparos -aconseja-, es mejor comunicar el caso a la oficina de información al consumidor más cercana para que se efectúe una inspección".

Las excusas que alegan supermercados, hipermercados y tiendas sancionadas se basan en errores de inventario. "Da lo mismo -señala el director de Consumo-, la negligencia no excusa un engaño al cliente".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones