Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Conviene donar dinero o bienes para ahorrar impuestos?

Las donaciones de bienes o dinero permiten ahorrar en las comunidades autónomas donde hay bonificaciones, aunque solo se aplican si se hacen a favor de hijos, padres o cónyuges

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 6 febrero de 2020
Imagen: andibreit

Heredar o legar, recibir una donación o pensar en hacerla son cuestiones que afectan, tarde o temprano, a todos. Y no siempre resulta fácil escoger la mejor opción, pues debes atender a la cuestión fiscal, a los impuestos a los que harás frente según tu elección. Hace unas semanas se conocía el interés de los ciudadanos de algunas comunidades autónomas por realizar donaciones ante la posibilidad de que el nuevo Gobierno cambie el impuesto de sucesiones y donaciones. ¿Por qué ese afán? ¿Es mejor donar que dejar en herencia, fiscalmente hablando? En realidad, como explicamos en las siguientes líneas, el ahorro al hacer una donación depende de la comunidad autónoma en que se resida, pues algunas tienen bonificaciones.

 

Donación, ¿es fiscalmente la mejor opción?

La donación, como indica Eva María Paterna Martínez, notaria de Albacete, es un contrato celebrado entre dos partes: donante (quien da) y donatario (quien recibe). Donar, en términos coloquiales, significa regalar, transmitir la propiedad de algo de forma gratuita. Es un regalo con el que “se enriquece al donatario, mientras que el donante queda un poco más pobre, al desprenderse de ese bien que ha regalado”. Este tipo de operaciones se dan, casi de manera exclusiva, en el círculo estrictamente familiar o a favor de personas con las que se guarda una estrecha relación.

impuesto de Donaciones
Imagen: Bru-nO

Aunque donar sea una transmisión voluntaria y gratuita, al realizar esta operación legalmente hay que hacer frente a impuestos. Así, como señala Paterna, desde el punto de vista del coste en impuestos de una donación, hay que considerar una serie de aspectos fundamentales:

  • La donación para el donante supone no solo quedarse sin lo que dona, sino también tener que pagar impuestos (IRPF) como si hubiera vendido ese bien y obtenido el precio. Es necesario tenerlo en cuenta al hacer cada año la Declaración de la Renta.
  • El donatario tiene que enfrentarse a dos impuestos en el plazo de un mes desde que se formaliza la donación. El impuesto sobre donaciones y, si es un inmueble, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (también llamado plusvalía municipal).

En la gran mayoría de comunidades autónomas hay bonificaciones del impuesto de donaciones hasta llegar prácticamente a la exención. Pero, ojo, esto solo ocurre si la donación se hace a favor de hijos, padres, cónyuges y, en algunos casos, parejas de hecho. Por este motivo, es muy importante y necesario solicitar información de la normativa territorial concreta que se aplicará a cada supuesto. Y es que “no es lo mismo donar en Murcia que en Madrid, como tampoco es indiferente fallecer en una u otra comunidad autónoma”, aclara la notaria.

Fiscalmente, Eva María Paterna recomienda “esperar a heredar si el objetivo es el máximo ahorro fiscal, dado que en caso de herencia nos ahorraríamos el pago del impuesto del IRPF, que además suele ser el de mayor importe”. Ahora bien, si lo que se persigue es repartir bienes para que en el futuro no existan problemas entre los herederos, es mejor solucionar estos asuntos en vida del donador.

impuesto de donaciones
Imagen: niekverlaan

El proceso de donación de bienes: rápido y sencillo

¿Hay dificultades para hacer una donación o cualquiera puede llevarla a cabo? Donar es muy sencillo y cualquiera que tenga la libre disposición de sus bienes puede donarlos; asimismo, cualquiera que tenga capacidad para aceptarlos puede ser donatario. Si los bienes son gananciales, hará falta el consentimiento de ambos cónyuges para proceder a una donación.

Si los bienes son gananciales, hará falta el consentimiento de ambos cónyuges para proceder a una donación

Si deseas formalizar la donación de un bien no debes hacer trámites complicados: es un proceso simple. Donante y donatario deben dirigirse al despacho de un notario, aportar la documentación relativa a su identidad y la acreditativa de la propiedad del bien que se quiere donar. Haciendo uso de unas tablas fiscales orientativas del valor de los bienes, se calculará el valor de los bienes donados y, sobre esta valoración, girará la tributación asociada a la operación.

¿En qué casos conviene donar?

Hay algunas situaciones en las que se formalizan donaciones que pueden resultar atractivas fiscalmente. Frecuentes en la práctica son “las donaciones de dinero de padres a hijos, a través de las cuales se proporcionan fondos o ayudas para que los hijos puedan adquirir sus viviendas”, explica la experta. La neutralidad fiscal y el bajo coste de estas donaciones las hace muy aconsejables. El mismo caso es el de, por ejemplo, “la donación de la vivienda habitual de personas mayores de 65 años o la donación de empresas familiares“, agrega.

Impuesto de sucesiones y donaciones: qué se grava

El impuesto de sucesiones y donaciones está regulado por ley y se exige en toda España a los beneficiarios de una herencia o una donación. ¿Qué se grava?

  • Sucesiones: el impuesto grava el incremento patrimonial que obtienes tras el fallecimiento de una persona que te lega sus bienes. Cuanto más se hereda, más se tiene que pagar.
  • Donaciones: el objeto de gravamen son los incrementos patrimoniales obtenidos por personas físicas a título gratuito inter vivos, no por el fallecimiento de la persona que lega los bienes.

Etiquetas:

donar impuestos

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones