Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El BSCH suprime las comisiones a 2,2 millones de clientes particulares

Estos usuarios se ahorrarán de 80 a 150 euros de media al año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 20 enero de 2006
El Santander Central Hispano suprime desde hoy el cobro de las comisiones básicas a 2,2 millones de clientes particulares. La entidad soportará con esta medida un coste anual de 82,5 millones de euros que espera compensar ampliamente mediante el crecimiento del negocio.

El banco explica que para beneficiarse del "gratis total" en el mantenimiento de las cuentas, la emisión o renovación de la tarjeta de débito, las transferencias nacionales y dentro de la UE (estas últimas con límite de 50.000 euros), y del ingreso y emisión de cheques, entre otros servicios, todos ellos sin límite de movimientos, basta tener domiciliada la nómina -ingresos mensuales que alcancen al menos el importe del salario mínimo- o pensión, contratada una hipoteca o suscrito un plan de pensiones con aportación anual superior a 600 euros.

Uno solo de estos vínculos es suficiente para que la gratuidad se aplique de forma automática a los usuarios. Los directamente favorecidos son inicialmente 1,7 millones de primeros titulares, medio millón de cotitulares y 80.000 clientes de banca privada y personal de la red del Santander. Descontados cotitulares y aquellos que por su especial relación con la entidad han podido negociar mejores condiciones, el ahorro por cliente puede estar entre los 80 y 150 euros anuales.

Fidelidad cuestionable

Enrique García Candelas, director general de esta área de negocio, señaló que el banco ha comunicado la medida a los clientes beneficiados y también se ha dirigido personalmente a otros 5,2 millones de potenciales favorecidos. Estos últimos son, en realidad, el principal objetivo de la estrategia de la entidad porque aunque mantienen relaciones con la red comercial, su fidelidad es cuestionable al no tener suscritos productos o servicios que suponen arraigo.

El director general de Banca Comercial del Santander se declaró convencido de que esta iniciativa, enmarcada en un plan estratégico a tres años, no tiene parangón con las de otros competidores porque no es un producto, ni una campaña, y porque irá sumando "otras ventajas adicionales".

"Éxito de los consumidores"

Para la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), la decisión del Santander Central Hispano es "un éxito de los consumidores". A su juicio, este cambio de política no se debe a una estrategia del banco para competir, sino que responde al aumento de las reclamaciones de los usuarios, que cuentan con "más información y más concienciación" sobre los abusos en materia de comisiones.

Adicae espera que la medida adoptada por el Santander se extienda ahora a otras entidades, aunque, advierte, "de nada sirve si incrementan las comisiones en otros productos". Por otro lado, pide que se abra un debate sobre las reglas del juego en materia de comisiones, un diálogo en el que las entidades financieras "deberían aceptar a las asociaciones de consumidores como interlocutores válidos".

Por su parte, la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) opina que a partir de ahora las demás entidades tendrán que llevar a cabo medidas similares para poder competir. Ausbanc recuerda que las comisiones financian actualmente el 70% de los gastos corrientes y que hay que vigilar "que no sean elevadas y que respondan realmente a un servicio prestado, pactado, comunicado al Banco de España y que estén, además, en su tablón de anuncios".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones