Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Confiar los ahorros a una entidad extranjera

El dinero está asegurado en la misma cuantía y condiciones que en el caso de los bancos españoles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 agosto de 2009
Img banderas Imagen: Tibor Fazakas

La sequía crediticia de buena parte de las entidades financieras favorece que en general cuenten con pocas simpatías. Los ciudadanos pierden confianza y aumenta la suspicacia de quienes operan con una sucursal o filial de un banco extranjero. No obstante, al igual que otro nacional, está supervisado por el Banco de España y debe cumplir con todos los criterios y normas que impone este organismo. Las entidades extranjeras pueden convertirse en una oportunidad para el ahorrador.

Radiografía de las entidades foráneas

/imgs/2009/08/banderas2.art.jpg

En el mercado español operan cerca de 90 entidades extranjeras en origen, según los últimos datos publicados en junio por el Banco de España. Algo más del 90% son sucursales de entidades de crédito extranjeras comunitarias y el resto, un total de ocho, son extracomunitarias. Algunas sólo ejercen su actividad a través de Internet y otras combinan la banca física con la gestión on line. Un importante número de bancos extranjeros se dedican a la inversión destinada a un perfil de cliente muy específico: empresas, instituciones y quienes, por sus rentas o por su patrimonio inmobiliario y familiar, ostentan un alto poder adquisitivo. Estas entidades carecen de una amplia red de oficinas en el territorio nacional. La mayoría tiende a concentrarse en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y algunas capitales del Sur.

En el mercado español operan cerca de 90 entidades extranjeras en origen

Otro de los atributos que distingue a esta banca frente a la nacional es su cartera de productos. No es tan amplia y diversa como la de las entidades autóctonas. Además, un elemento diferencia a unos bancos extranjeros de otros: algunos son filiales o sucursales. Esta distinción es interesante ya que, en caso de quiebra de la entidad, las garantías y los responsables de hacerlas valer varían.

Filial y sucursal, parecidas pero no iguales

Filiales. Están participadas, sobre todo, por capital extranjero. En su nomenclatura, suele aparecer el nombre del grupo y la denominación “España”. Aunque sus matrices se encuentren en Alemania, Francia, Reino Unido u otro país, ofrecen a los ahorradores garantías idénticas que los bancos españoles y se acogen a su Fondo de Garantía en caso de quiebra. Algunas filiales que trabajan en España son: Deutsche Bank, Barclays Bank, Banco Caixa Geral, Banco Cetelem y Banco Finantia Sofinloc.

Sucursales. A diferencia de las filiales, la tutela de las sucursales se encuentra en los países de origen, por lo que la protección de los clientes y sus ahorros depende del fondo de garantía de los lugares de procedencia de las matrices. En esta categoría están, entre otros: ING Direct (Holanda); Selftrade Bank, BNP Paribas, Banco Sygma y Cortal (Francia); Banco Espirito Santo, Banco BPI y Banco Primus (Portugal) y Dresdner Bank (Alemania).

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Qué ofrecen »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones