Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Créditos preconcedidos

Las entidades financieras ofrecen a sus clientes de bajo riesgo préstamos inmediatos sin la necesidad de negociar con el banco ni acudir a la sucursal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 enero de 2008
Img credito Imagen: miguel ugalde

Similar a un crédito al consumo

/imgs/2008/01/credito.jpg
Novedosos y con atractivo para el consumidor. A las entidades financieras no les queda más remedio que diseñar nuevos productos porque el mercado bancario está cambiando y los bancos lo saben. Entre las últimas ofertas del mercado financiero se encuentran los créditos preconcedidos, préstamos destinados a los clientes de la entidad que se contratan con condiciones similares a las de los créditos al consumo. Al contrario que la fórmula habitual, el cliente no tiene la necesidad de pedir y negociar el préstamo, sino que puede disponer del crédito aceptando el producto que le ofrece, ya diseñado, su entidad bancaria.

Rápidos y sin negociar

Las razones de que cada vez más entidades ofrezcan créditos preconcedidos son múltiples, pero destaca la necesidad de muchas familias de recurrir a un préstamo ante la subida de la cuota de su hipoteca (el Euribor se ha incrementado de manera constante en los últimos meses, y pagan ahora una media de 100 euros más al mes de lo que destinaban antes a la vivienda), a lo que hay que añadir la subida de precio de numerosos artículos de primera necesidad, y una inflación por las nubes. La sencillez con que se contrata este tipo de servicios y las aparentes facilidades que proponen los bancos para poder amortizarlos son un señuelo difícil de ignorar para muchas economías domésticas que se encuentren atravesando un mal momento. Pero a la hora de acudir a este remedio, conviene ser prudente y tener muy en cuenta todas las variables, como la cantidad exacta de dinero que se solicita, el plazo de devolución exigido, el tipo de interés y las comisiones de apertura, amortización y cancelación que cobra el banco, y que pueden encarecer sobremanera el producto.


Antes de contratar un “préstamo rápido” es importante tener en cuenta el plazo de amortización y las distintas comisiones que cobra un banco, que pueden encarecer el producto

Conviene tener en cuenta, no obstante, que los créditos preconcedidos, aunque son inmediatos, no tienen nada que ver con los llamados créditos rápidos que prometen dinero en 24 ó 48 horas, por cantidades que suelen llegar hasta los 6.000 euros, y en algunos casos incluso superiores a esta cantidad. El “truco” de estos créditos son sus intereses, altísimos, casi siempre superiores al 20%, que en muchas ocasiones triplican a los de los créditos habituales al consumo. Otra posibilidad es la unificación de deudas. En caso de que se tenga una casa en propiedad, esta modalidad permite unificar en un crédito hipotecario todos los préstamos. Los intereses disminuyen, pero a largo plazo se acaba pagando más. Pero lo cierto es que una familia que se encuentre endeudada “hasta el cuello” puede encontrar en la unificación de deudas la única posibilidad de salir adelante. Tanto a los créditos rápidos como a la unificación recurren quienes se ven obligados a descartar las opciones tradicionales de obtener financiación de los bancos. A estas posibilidades de acceder a un préstamo de manera rápida, hay que sumar ahora una más: los créditos preconcedidos.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones