Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cuentas para pymes

Muchas son depósitos de dinero a la vista que permiten disponer de liquidez cuando sea necesario

img_oficinapk 1 Imagen: Jefa

Las pequeñas y medianas empresas son la base del sector empresarial español, y durante los años del crecimiento económico su número no hizo sino crecer, hasta rozar los tres millones y medio, según el último Retrato de las Pyme 2008. La mayoría de estas pymes -con entre 0 y 249 asalariados- ejerce su actividad en el sector de los servicios. Sin embargo, a pesar de su diversidad y la variedad de trabajos que desempeñan, muchas veces sus necesidades son comunes. Las entidades financieras lo saben y han sabido atraerse hábilmente a este sector creciente de la economía facilitando las operaciones que, a diario, realizan estos negocios mediante todo tipo de productos financieros diseñados especialmente para ellos. Si bien en un principio fueron los bancos quienes se lanzaron a captar como clientes a los pequeños y medianos empresarios, las cajas de ahorro no se han quedado atrás y han sabido adaptarse rápidamente a las necesidades de estos usuarios.

Entre los productos que comercializan las entidades financieras están las cuentas para pymes, similares a las que pueden contratar los particulares, pero con peculiaridades que consiguen adaptarse al trabajo diario del pequeño empresario. Muchas de estas cuentas son depósitos de dinero a la vista que permiten disponer de liquidez cuando sea necesario. A través de ellas, el titular puede realizar las operaciones más habituales en un negocio como efectuar pagos, abonar las cuotas de la Seguridad Social, los impuestos o los seguros e incluso domiciliar el pago de la nómina de los empleados. Es frecuente que bancos y cajas de ahorro ofrezcan también la posibilidad de asociar talonarios de cheques o pagarés a estos productos, ya que suelen ser muy demandados por los empresarios. La mayoría de las entidades también dan la opción de utilizar tarjetas de crédito para realizar los pagos.

En cuanto a la liquidación de los intereses, hay una gran variedad. Mientras que los titulares de algunas cuentas los reciben con periodicidad semestral o trimestral, otros pueden obtenerlos mes a mes, e incluso algunas entidades calculan esta cantidad diariamente. También es común que, dependiendo del saldo que tenga el cliente, perciba unos intereses mayores o menores, porque en algunos bancos el cálculo se realiza por tramos.

Por Internet y móvil

La extensión de las nuevas tecnologías ha hecho que operar a través de Internet esté al alcance de cualquiera y permite hacer casi las mismas operaciones que en la sucursal con un solo "clic". Al igual que sucede con las cuentas bancarias dirigidas a particulares, muchas de las diseñadas para pymes dan la opción de operar a través de la Red asociando la cuenta corriente a otra de la entidad on line. De este modo, por medio del ordenador, el cliente puede ser avisado si existe algún impago, realizar transferencias, consultar extractos de manera detallada o pagar a un proveedor sin moverse de la oficina, con el consiguiente ahorro de tiempo.

A través de estas cuentas se pueden efectuar pagos, abonar las cuotas de la Seguridad Social o domiciliar la nómina de los empleados

Pero Internet no es la única vía para obtener información inmediata y sin necesidad de desplazarse. Tras el éxito que algunas entidades han cosechado con la banca a través del móvil -principalmente entre sus clientes más jóvenes- las cuentas dirigidas a pequeños y medianos empresarios también dan la opción de recibir, a través de sms, datos relativos a los movimientos realizados. Los clientes que cuenten con esta posibilidad, sólo tienen que elegir sobre qué operaciones quieren obtener información y cuándo quieren que les llegue. Pueden solicitar recibir un mensaje cada vez que se utilice la tarjeta, en el momento en que alguien les realice un pago a su favor, cuando la cuenta tenga un descubierto... Esto les permite controlar con más facilidad todo lo relativo a su negocio.

Muchas entidades ofrecen, al contratar la cuenta, descuentos en servicios utilizados por las empresas como seguros para pymes, "leasing mobiliario" -alquiler con opción a compra de elementos necesarios para un negocio como material informático, maquinaria, equipos-, asistencia jurídica... En definitiva, bancos y cajas de ahorro, conscientes del beneficio que las pymes pueden generar en sus balances, intentan acercarse al pequeño y mediano empresario ofreciendo una gran variedad de operaciones que facilitan el día a día de su negocio.

Cuentas en bancos y cajas

Uno de estos ejemplos es la "Cuenta Pyme" del BBVA, un depósito de dinero a la vista a través del cual se pueden llevar a cabo las operaciones más frecuentes de un negocio. Permite realizar pagos -también con talonario de cheques-, tener recibos domiciliados o efectuar abonos tan habituales como los impuestos o las cuotas de la Seguridad Social. Va dirigida a las pequeñas y medianas empresas y también a otros negocios con licencia fiscal y, en general, a profesionales y autónomos que "busquen rentabilizar sus saldos medios en cuenta corriente".

Caja Canarias ofrece también a sus clientes una "Cuenta Pymes", con liquidación trimestral de intereses y disponibilidad inmediata. Los empresarios pueden domiciliar el pago de la nómina de sus empleados, los impuestos y los seguros sociales. Además, periódicamente recibirán un extracto diferenciado por conceptos. La cuenta sirve para asociar otros servicios como datáfonos TPV, caja en casa, tarjeta de débito o talonario de cheques y pagarés. La entidad canaria condiciona su contratación a la suscripción de, al menos, otros dos de los siguientes productos: datáfono, pago de nóminas a los empleados, abono de las cuotas de Seguridad Social o un seguro para pequeñas y medianas empresas.

La Cuenta Pyme de Cajasol cubre las necesidades operativas propias de la actividad empresarial. Es un depósito de dinero a la vista a través del cual se pueden realizar cobros y pagos, domiciliar recibos y el cliente puede disponer del efectivo cuando lo necesite. Según informan desde la entidad, esta cuenta "evita recolocar las puntas de tesorería gracias a la remuneración escalar de los saldos, y posibilita el ahorro en desplazamientos, gestiones y tiempo ya que los cobros y los pagos se realizan directamente en Cajasol". Permite también la utilización de talonarios de cheques.

Van dirigidas a profesionales y autónomos que busquen rentabilizar sus saldos medios en cuenta corriente

El Banco Guipuzcoano ofrece también una serie de servicios dirigidos especialmente a pequeñas y medianas empresas. Su cuenta está diseñada para "dar soporte a cualquier tipo de operativa bancaria de empresas y, al ser una cuenta única para operaciones bancarias, se obtiene un ahorro de costes y un mejor control de los movimientos", aseguran desde la entidad. Al contratarla se produce una deducción del 100% en la cuenta de alta a eBGempresa.com, que da la opción de operar a través de Internet y recibir correspondencia bancaria vía correo electrónico, avisos sobre impagos, abonos de remesas, domiciliaciones... Conlleva asimismo la emisión gratuita de dos tarjetas de crédito de empresa con la posibilidad de acceder al control de datos y de movimientos de las mismas.

A través de la cuenta remunerada para las pequeñas empresas de Caja Duero se pueden hacer todo tipo de cobros y pagos, disposiciones mediante cheques o pagarés y realizar las domiciliaciones que desee el cliente. Calcula diariamente el tipo de interés que se aplicará y los intereses devengados. Para cantidades superiores a 6.000 euros, el interés está referenciado al denominado Eonia (Euro Over Night Index Average) menos el referencial pactado. Además, para saldos superiores a esta cantidad no se aplican intereses de mantenimiento ni comisiones de administración. Si la cantidad es inferior, el mantenimiento es de 3 euros mensuales y las comisiones, de 0,30 euros por apunte.

Caja Madrid comercializa la Cuenta a la vista "Maspyme", sin comisiones de administración o mantenimiento, que ofrece alta remuneración para fondos procedentes de otras entidades, vía transferencia o a través del ingreso de cheques. El cliente puede sacar en cualquier momento el dinero, pero las disposiciones de fondos únicamente se pueden realizar a través de Oficina Internet Empresas y mediante traspaso a otra cuenta del propio cliente, ya que no tiene un talonario asociado para disposiciones.

El tipo de interés de la Cuenta Maspyme se encuentra referenciado al Euribor un mes media mensual, el último publicado al inicio de cada período de liquidación. La liquidación de intereses se realiza mensualmente y se calcula en función del saldo diario según los siguientes tramos: De 0 a 29.999,99 euros: 0%; de 30.000 a 149.999,99 euros, Euribor un mes media mensual - 0,40%, y a partir de 150.000 euros, Euribor un mes media mensual - 0,20% desde el primer céntimo. Caja Madrid establece como requisitos que el titular de la cuenta sea una persona jurídica que tenga contrato en la Oficina Internet Empresas. Y sólo se permite una cuenta por cliente.

En Caixa Galicia ofrecen la "Cuenta Soluciones Pymes", que por 20 euros mensuales incluye la administración y el mantenimiento de la cuenta, diez transferencias al mes con un total de 20.000 euros, una tarjeta de débito empresas, tres tarjetas Visa Business y la renovación del siguiente año de manera gratuita, un talonario de cheques y pagarés, y el anticipo para pago de nóminas por un importe máximo de 10.000 euros en cada operación y un plazo máximo de cinco días naturales (limitado a cuatro anticipos al año y sin intereses).

Además, el cliente puede disfrutar de otros servicios como Caixa Gestión, que ofrece las ventajas de la banca por Internet para empresas, y permite la gratuidad de las transferencias nacionales. Dispone también de un servicio de alertas con el que el titular recibe un sms en el móvil cada vez que utilice sus tarjetas, tenga un saldo negativo, se confirme una compraventa de valores..., todo ello previa elección de las operaciones sobre las que el cliente desee ser informado. Y a través del servicio "Halcash" se puede enviar efectivo a móviles. El titular de la Cuenta Soluciones tiene, además, descuentos en seguros multirriesgo y pyme, renting y "leasing mobiliario".

Ibercaja también comercializa una cuenta corriente dirigida a pequeños y medianos empresarios, que ofrece un servicio de caja. A través de ella se pueden gestionar todos los cargos y abonos que se realicen en la empresa. Como ventajas, la entidad destaca la domiciliación de todos los servicios sin coste alguno, la liquidez total de los saldos o la posibilidad de que el titular pague los recibos y tenga a su disposición talonarios de cheques y pagarés.

Quienes además quieran operar a través del servicio de banca a distancia -Ibercaja Directo Negocios- pueden realizar también otras operaciones como consultar el saldo y los movimientos de la cuenta, obtener un extracto por conceptos, modificar las domiciliaciones o solicitar talonarios.

Caja Laboral tiene la cuenta "CL NET Empresas", con la que el cliente puede obtener una alta remuneración en la gestión de la tesorería de su empresa, sin franquicias y referenciada al Euribor a un mes, según aseguran desde la entidad. Este producto no tiene un importe mínimo de ingresos y carece de comisiones. Los intereses se abonan mensualmente. El único requisito que se pide es contratar la cuenta en una sucursal de la entidad y darse de alta en Caja Laboral Net.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones