Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿En qué producto financiero está más seguro el dinero?

Los valores de Tesoro, los depósitos y los fondos garantizados son los productos financieros que confieren, en la actualidad, una mayor seguridad a los ahorros

Conseguir una alta rentabilidad para su dinero es el objetivo que persiguen todos los ahorradores. Sin embargo, en tiempos de incertidumbre económica, a veces compensa obtener una menor rentabilidad en los productos financieros, a cambio de asumir menos riesgos. Cuando a comienzos de 2013, entre las directrices del Banco de España se especificó la recomendación a las entidades de limitar la remuneración del pasivo (decisión rectificada el pasado 16 de febrero), los depósitos perdieron atractivo en favor de los fondos y de la deuda pública. De hecho, la mayoría de los expertos en análisis financiero recomiendan los valores del Tesoro como un buen activo de inversión para este año, aunque otros apuestan por la revalorización de las Bolsas. Pero, ¿dónde está más seguro el dinero? En el siguiente artículo se analizan diversos productos financieros donde la inversión está más segura.

Imagen: Svilen Milev
En plena crisis, los españoles cada vez ahorran menos y el escaso dinero extra que entra en los hogares se destina a cancelar préstamos. Los datos así lo confirman, ya que la tasa de ahorro de las familias disminuyó en 2012 por tercer año consecutivo. En los tres primeros trimestres del año pasado, los ciudadanos dedicaron al ahorro solo un 8,8% de su renta disponible y se espera que, a lo largo de este año, la cifra baje hasta el 8,1%, frente al 11% de 2011.

Pese a ello, el pequeño inversor, que aún dispone de dinero, puede colocarlo en ciertos productos financieros sin asumir altos riesgos, aunque no ofrezcan una elevada rentabilidad. A continuación se enumeran los cinco donde es más segura la inversión.

1. Deuda pública

En las últimas semanas han disminuido las dudas sobre el rescate a España, lo que ha disipado la desconfianza en el país, aunque para la segunda mitad del año se espera más tensión en los mercados de deuda internacionales. De todos modos, los especialistas financieros recomiendan invertir en los valores del Tesoro ya que, en caso de que se produjera el rescate a España, se activaría la compra de deuda pública por parte del BCE (Banco Central Europeo).

Los bonos a dos años cotizan en torno a un 2,60% o un 2,80%, mientras que los depósitos a ese mismo plazo abonan un máximo del 2,75%

La recomendación que hizo en enero el Banco de España a las entidades acerca de limitar la remuneración del pasivo hizo que la deuda pública a corto plazo fuera más rentable que los depósitos. De hecho, el bono a dos años cotiza en torno a un 2,6% o un 2,8%, mientras que las imposiciones a ese mismo plazo abonan un máximo del 2,75%. Además, los rendimientos al ahorro tributan a un 21% y, a partir de 24.000 euros, la retención puede alcanzar el 27%. Por su parte, el bono a cinco años ofrece una rentabilidad de alrededor del 3,9% y el bono a diez años puede aportar un rendimiento cercano al 5%.

Por todo ello, es posible que la deuda pública sea la inversión conservadora que ofrece unas mayores garantías.

2. Depósitos

Según INVERCO (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), los depósitos siguen acaparando el ahorro financiero español, con un 51% del total de las inversiones. Además, los depósitos están cubiertos por el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos) hasta un límite de 100.000 euros por titular y entidad, en caso de que el banco quiebre, lo que hace de ellos una de las inversiones más seguras.

Las limitaciones -rectificadas hace solo unos días- que impuso el Banco de España en enero mermaron el interés por las imposiciones a plazo fijo de la banca. A principios de este año, el regulador fijó que la remuneración de los depósitos a 12 meses debía ser como máximo de un 1,75%, de un 2,25% cuando se trate de depósitos a 24 meses y del 2,75% para las imposiciones de plazo superior. Así, casi todos los depósitos bajaron sus remuneraciones.

Incluso las entidades extranjeras, que operan en nuestro país como sucursales, recortaron los intereses en sus productos de ahorro, pese a que no tienen que someterse a los dictámenes del Banco de España.

  • Banco Espirito Santo: para importes a partir de 25.000 euros, ofrece un nuevo depósito a 12 meses al 3,5% (hasta hace un mes lo comercializaba al 4,6%). Asimismo, cuenta con un depósito a 6 meses al 3% TAE (si hay cancelación anticipada disminuye al 2,2%).
  • Banco Pichincha: por un mínimo de 50.000 euros, la entidad ecuatoriana presenta un depósito a un año al 3,5% (antes estaba al 4,1%). Para cantidades entre 25.000 y 50.000 euros, ofrece un interés del 3%, y para importes entre 600 y 25.000 euros, confiere un 2,5% de rentabilidad.
  • ING Direct: para un plazo de cuatro meses tiene un depósito al 2,60% TAE. Uno de los mayores atractivos de la Cuenta Naranja del banco holandés es que no cobra comisiones.

Mientras tanto, algunas entidades españolas, aun a riesgo de tener penalizaciones, decidieron mantener la rentabilidad de sus depósitos e hicieron caso omiso de las recomendaciones que, en principio, hizo el Banco de España.

  • Santander: frente al tope del 1,75% que fijó el Banco de España en enero, la entidad da una rentabilidad del 2% a 12 meses para inversores que desembolsen más de 10.000 euros. Fue el primer gran banco que obvió la directriz impuesta por el supervisor y su principal objetivo fue retener a sus clientes y captar otros nuevos procedentes de bancos menos saneados o con menor disponibilidad de caja.
  • CatalunyaCaixa: dispone de un depósito a 25 meses al 2,75% TAE para una inversión mínima de 1.000 euros. El e-Depósito está dirigido a nuevos clientes y a quienes aporten dinero nuevo a la entidad. Su contratación es exclusiva a través de Internet.
  • OpenBank (banca on line del Grupo Santander): el e-Depósito Open brinda una rentabilidad del 2,50% TAE a 25 meses, para una inversión entre 5.000 y 24.999 euros. La liquidación de intereses se efectúa al vencimiento y permite la cancelación anticipada.
  • iBanesto.com: el depósito a plazo Azules a 12 meses ofrece una rentabilidad del 2,25% TAE, sin cantidad mínima de inversión. Está dirigido a nuevos clientes y se contrata solo de forma on line.
  • BBVA: el Depósito Online 12 meses cuenta con una rentabilidad del 1,75% TAE, para una inversión mínima de 1.000 euros. Está dirigido a clientes que aporten dinero nuevo a la entidad y su contratación es exclusiva a través de Internet. Aunque su rentabilidad es algo baja, teniendo en cuenta su duración, la solvencia de la entidad comercializadora lo hace más atractivo que otros depósitos similares.

3. Fondos de inversión

La mejora del entorno de mercado y la bajada de la remuneración de los depósitos está afianzando la recuperación de los fondos. Así, tanto los fondos garantizados, como los de renta fija, renta variable y los fondepósitos (fondos que invierten en depósitos) se erigen en la alternativa a los depósitos. De hecho, buena parte del dinero que antes se encontraba en las imposiciones a plazo se estaba trasladando a los fondos garantizados y de renta fija.

Los expertos recomiendan que no se contraten fondos a plazos muy largos

Los expertos recomiendan que no se contraten fondos a plazos muy largos (lo más adecuado es a uno o dos años). De todos modos, los fondos de inversión menos arriesgados son los garantizados, ya que si bien no tienen unas enormes rentabilidades, sí aseguran la conservación del capital inicial depositado al final del plazo estipulado. Por ello, son los que más captan el ahorro de los inversores conservadores y se están comercializando de manera considerable desde principios de año. Tanto BBVA, como Santander, Bankinter, Banco Popular o CaixaBank ofrecen fondos de inversión garantizados.

En general, los fondos garantizados no suelen arrojar pérdidas, porque invierten en activos muy seguros. Sin embargo, se han dado casos en los que la entidad garante ha tenido que intervenir para cumplir su contrato con el inversor.

Por su parte, los fondos de renta fija se comprometen a un rendimiento fijo en la fecha de vencimiento y, para ello, compran renta fija con una duración similar a la del vencimiento del fondo.

Los de renta variable garantizan el capital invertido en inicio, además de una rentabilidad vinculada (total o parcialmente) a la evolución de los índices bursátiles, acciones, divisas, etc.

4. Cuentas de ahorro

Por tradición, ha sido uno de los productos más apropiados para rentabilizar el ahorro sin asumir grandes riesgos. En sus directrices, el Banco de España, recomienda que las cuentas de ahorro se remuneren al 1,25%. Sin embargo, hay excepciones:

  • Coinc: el portal web de ahorro de Bankinter ofrece una cuenta remunerada al 3% TAE (aunque, hasta hace poco la comercializaba al 4%).
  • Caja Laboral: la Cuenta Ahorro Nómina brinda una rentabilidad del 2,25% TAE el primer año. Esta cuenta nómina no tiene comisiones de mantenimiento y administración y puede disponerse del dinero cuando se necesite.
  • Caja Laboral: su Cuenta Ahorro Regular proporciona una rentabilidad del 1,75% TAE y remunera desde el primer euro. Está indicada para nuevos clientes y su contratación es exclusiva de forma on line.
  • iBanesto.com: sin cantidad mínima de inversión, la Cuenta Azul da una rentabilidad del 1,75% TAE, hasta el próximo 1 de agosto de 2013. A partir del 2 de agosto, la remuneración baja hasta el 1,20% TAE. Está dirigida a nuevos clientes y su contratación se hace solo a través de Internet.

5. Bolsa

Otro de los productos que recogió ahorro nuevo durante 2012 fue la renta variable. Hasta que el BCE salió en defensa del euro y de los países de la periferia, el pasado año había estado marcado por la incertidumbre en las Bolsas europeas. La crisis de deuda soberana se relajó en 2012 gracias al programa OMT (Outright Monetary Transactions o Transacciones Monetarias Directas) del BCE, que consistió en comprar deuda de los países periféricos en los mercados secundarios.

Pese a que en 2012 los españoles destinaron a la renta variable casi 16.000 millones de euros, es una alternativa apta para un perfil de inversor menos conservador, por los riesgos que puede conllevar.

En cualquier caso, los expertos auguran que 2013 será un año favorable a la renta variable europea, aunque en los primeros meses del año seguirá habiendo inestabilidad. Entre los valores españoles en los que se prevén ganancias se sitúan Telefónica, Iberdrola, Inditex, Grifols, Abertis, OHL, Ferrovial y FCC, que han sabido seguir creciendo en medio de una coyuntura adversa. Además, Viscofan, que ha sustituido a Gamesa en el Ibex 35, prevé elevar su resultado neto durante este año.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto