Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Microcréditos: rebaja en los tipos de interés

Sin comisiones, aplican un tipo de interés entre el 4% y 7%, por debajo del crédito al consumo y permiten una financiación de hasta 20.000 euros

img_microcreditol

Los microcréditos son pequeños préstamos realizados a sectores de la población con poco recursos, y que están fuera de otros canales de financiación de las entidades financieras, como en el caso de los préstamos de consumo. No se exige avales, ni garantías reales, sino que es suficiente contar con el aval moral emitido por entidades o asociaciones sociales, la empresa en la que se trabaja, etc. Otro aspecto que los diferencia, es que posibilitan que muchas personas sin recursos puedan financiar proyectos laborales por su cuenta que les reviertan unos ingresos. Pero tampoco en la actualidad son exclusividad de este segmento de la población, sino que también se utilizan para apoyar a los emprendedores con pocos recursos. En general, están destinados a inmigrantes, emprendedores sin recursos, hogares monoparentales, mujeres, parados de larga duración, personas con discapacidad o en riesgo de exclusión. La fórmula consiste en conceder pequeñas cantidades de dinero a personas que tienen una idea de negocio viable pero no pueden solicitar un crédito a una entidad financiera porque no disponen de avales. En estos momentos son muchos los bancos y cajas de ahorro españolas que ofertan mircrocréditos -muchas entidades incluso han rebajado su tipo de interés- un producto que no contempla ninguna comisión, pero que requiere comparar las condiciones de los distintos bancos para determinar cuál es que más se acerca a las necesidades de cada uno. Entre los aspectos a tener en cuenta antes de decantarse por uno u otro se hallan: el tipo de interés, el tiempo límite de devolución, la máxima cantidad que se puede pedir y los papeles necesarios que se deben cumplimentar.

Préstamos blandos y sin comisiones

/imgs/2007/08/microcredito.jpg

Los emprendedores sin recursos pueden dirigirse a las fundaciones, asociaciones, ONG, etc., que colaboran con programas de microcréditos para que estudien su propuesta. Esas instituciones colaboradoras analizan el plan de empresa y si lo consideran viable lo derivan a los bancos y cajas que participan en el programa, que en última instancia determinan la viabilidad del proyecto y deciden si otorgan o no la financiación. Son ya muchas las cajas de ahorro que a través de sus departamentos de ‘Obra Social’ cuentan con este producto social (Bancaja, BBK, Caja San Fernando, CAM, Caixa Catalunya, Caja Vital, Caja Duero, Caixa Galicia, Caja Segovia o “la Caixa”, son algunos ejemplos).

Los microcréditos no contemplan ninguna clase de comisión

Las condiciones del microcrédito, a la hora de solicitarlos, son más suaves. El tipo de interés se sitúa entre el 4% y el 7%, por debajo del crédito al consumo, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). Así por ejemplo, el tipo de interés aplicado por BBK es el del Euríbor más 0,5%, mientras que en Caja Duero es del 4,5%. En el lado intermedio se sitúan los microcréditos de Caixa Galicia, con un interés fijo del 4% durante toda la vida de la operación, con un plazo de amortización de cinco años y seis meses de carencias opcionales. Otro aspecto que hay que tener en cuenta para su contratación es que no contemplan ninguna clase de comisión. Por lo que respecta a los cantidades que se conceden, la media se sitúa e torno a los 10.000 euros, y rara vez superan los 20.000 euros, aunque en algunos casos puede alcanzar los 60.000 euros, como el que proporciona el ‘Microcrédito Emprendedor’ de Caja Duero.

Dos nuevos microcréditos

Los microcréditos que disponen las cajas de ahorro se va renovando continuamente, y van apareciendo en el mercado nuevos préstamos de estas características que tienen unos destinatarios muy concretos: inmigrantes, emprendedores sin recurso, parados de larga duración, etc. Es el caso de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM)y “La Caixa” que acaban de lanzar sendos productos de estas peculiaridades. Por un lado, la ‘Obra Social’ de la CAM ha desarrollado, en colaboración con el Centro de Desarrollo de Iniciativas Empresariales (MITA), un programa de microcréditos para financiar proyectos de autoempleo de colectivos que tienen dificultades para acceder a la financiación por medios tradicionales, como son las mujeres, los inmigrantes, los jóvenes, los mayores de 45 años, las personas con discapacidad y parados de larga duración.

No se exigen avales, siendo sus destinatarios los inmigrantes, discapacitados, parados de larga duración y emprendedores sin recursos

Esta entidad, en general, financia proyectos laborales o empresariales que fomenten la autoocupación y la creación de microempresas a personas con dificultades de acceso a los canales habituales de financiación. Entre sus beneficiarios se encuentran microempresas o personas físicas, teniendo preferencia aquéllas que se encuadren dentro de los grupos de población siguientes: mayores de 45 años, hogares monoparentales, inmigrantes, mujeres, discapacitados y parados de larga duración. El importe financiable es del 95% de la inversión a realizar con un máximo de 25.000 euros, con un plazo de hasta siete años, sin carencia. Tiene un tipo de interés fijo del euribor a un año del último día del trimestre natural anterior a la formalización, más dos puntos.

Otra de las entidades que ha actualizado su programa de créditos sociales es “La Caixa”, que junto al Instituto de la Juventud (Injuve), la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y otras entidades han puesto en marcha el primer “programa de microcréditos dirigido a jóvenes” que ofrece hasta seis millones de euros de financiación a este segmento con escasos recursos que quieran poner en marcha su proyecto empresarial. De esta forma, las entidades intermedias asesoran técnicamente al joven que quiere desarrollar su microempresa. Entre ambos se desarrolla la idea empresarial y se propone a la entidad financiera el apoyo económico para desarrollar el proyecto. Ésta será quien determine finalmente si se le concede o no apoyo económico al proyecto. El porcentaje máximo de la financiación es el 95% del coste total del proyecto, teniendo cada préstamo una cuantía máxima de 15.000 euros. El plazo de amortización es de cinco años y el tipo de interés que se aplica es del 5%, que se mantendrá fijo durante toda la vida de la operación.

La entidad catalana dispone de una doble modalidad de microcréditos, por un lado los sociales, que son operaciones de préstamo personal de hasta 15.000 euros que se utilizan para financiar proyectos de autoempleo promovidos por personas que padecen exclusión financiera y precisan asesoramiento para concretar y desarrollar su idea de negocio. Y, por otro lado, los financieros, que son operaciones de préstamo personal de hasta 25.000 euros que se dirigen a financiar pequeños negocios promovidos por personas que tienen cierta dificultad para acceder al sistema crediticio tradicional y se conceden a través de las oficinas de “La Caixa”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones