Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Pedir un crédito para pasar la Navidad

Si se solicita un préstamo para pasar las fiestas navideñas, conviene pedir solo el importe que se necesita y no ampliar el crédito

¿Necesita usted pedir un crédito para sufragar los gastos navideños, ante la falta de liquidez de sus cuentas?. Conviene tener siempre presente que es prioritario no soportar niveles de endeudamiento excesivos, por lo que solo se debe demandar el importe necesitado, sin tratar de agrandar el crédito, y en las mejores condiciones de contratación posible. El artículo analiza la oferta bancaria más adecuada para cubrir los gastos de Navidad, desde préstamos al consumo a adelantos de varias nóminas, y apunta siete consejos para pedir uno de ellos.

Navidad a crédito

Imagen: jorge vicente
Llega de nuevo la celebración de las fiestas navideñas, periodo en que los gastos se incrementan de manera notable con respecto a otros momentos del año. Los regalos a los seres queridos, una escapada a las estaciones invernales o las cenas que se celebran para estar más cerca de amigos y familiares descuadran muchas veces el presupuesto doméstico. Ante estas circunstancias, hay que contener estos desembolsos a base de una disciplina espartana en las cuentas personales. Pero, a veces, hay quien acude a alguna financiación que ofrecen los bancos y cajas de ahorro para disfrutar de unos días con la familia de la forma más amena posible.

Regalos, una escapada a las estaciones invernales o las cenas y comidas navideñas descuadran el presupuesto

Pedir un crédito para estos menesteres no resulta la solución idónea, pero si se solicita, lo primordial en estos casos es no elevar el nivel de endeudamiento de forma excesiva, y solo requerir un préstamo cuando sea estrictamente necesario, y por las cantidades que se precisen en realidad, sin tratar de agrandarlas. Para ello, debe elegirse el mejor crédito que esté disponible en el mercado bancario, que ofrezca el tipo de interés más competitivo y que satisfaga las expectativas de sus titulares en cuanto a los plazos de amortización.

Por otra parte, también es deseable que estén exentos de cualquier tipo de comisión, que puedan encarecer aún más el precio que deba pagarse al contratarlo. Si bien son líneas de financiación que ofrecen adelantos que pueden alcanzar los 60.000 euros, eso no quiere decir que haya que agotar su oferta máxima, sino que, por el contrario, conviene inclinarse por pequeños importes con los que sufragar algunos gastos puntuales (viajes, regalos, cenas, etc.). Puede hacerse a partir de 500 euros, lo que exigiría menores esfuerzos económicos para devolverlo.

Desde préstamos al consumo a adelantos de varias nóminas

Hay numerosas y variadas ofertas para prestar dinero en Navidad, como la de Novagalicia Banco, que presenta el Préstamo Personal Consumo para financiar los gastos imprevistos. Se puede pedir desde cualquier cantidad mínima y hasta 60.000 euros, pero siempre que vayan dirigidos a un tipo de interés fijo. Tiene un plazo de devolución muy flexible, que oscila desde seis meses hasta 10 años.

Caja Laboral incorpora otro modelo para dotarse de liquidez en estos días tan especiales a través del Crédito Preconcedido, que se caracteriza porque permite disponer de una vía de financiación por valor de 12 nóminas, con la aplicación de un interés del 9,33%, con un plazo de amortización de hasta cinco años. Por otra parte, contempla una comisión de cancelación y amortización anticipada del 1% (o del 0,50%, si queda menos de un año para el vencimiento del préstamo).

Kutxabank posee en su oferta el Préstamo Consumo, para dotarse desde 500 a 30.000 euros (15.000 si se contrata por Internet), y que cuenta con un periodo de devolución de hasta siete años.

La apuesta de Bankia queda materializada bajo el Crédito Puedes Más, que ofrece un importe máximo de 60.000 euros y la posibilidad de amortizarlo en ocho años como límite. Como aportación más destacada presenta la posibilidad de elegir un tipo de interés fijo, siempre con la misma cuota, o variable durante toda la vida del préstamo, con una cuota de pago constante o creciente. También tiene la opción de posponer hasta el 35% del capital a la fecha de vencimiento.

La Línea Expansión es la propuesta del Banco Sabadell, un préstamo de hasta 5.000 euros, con el que sus titulares pueden recibir la cantidad que precisen, tantas veces como sea necesario. No presenta comisiones y su formalización es más sencilla al no exigirse explicaciones en su demanda.

Hay que escoger el crédito con el tipo de interés más competitivo y los mejores plazos de amortización

Ibanesto se incorpora también a la actual oferta bancaria por medio de un modelo diferente y más apto para los pequeños gastos como es el Miniconsumo, que genera importes desde 600 a 3.000 euros, que pueden devolverse en 12 meses, y en los que se aplica un tipo de interés del 13,5%, a lo que se añade una comisión de apertura muy elevada, del 3%.

Openbank, por otro lado, cuenta para estas ocasiones con el Préstamo Consumo, que parte de una propuesta diferente de las restantes, en la que si se domicilia la nómina y tres recibos domésticos, se aplica un interés del 15,94%, mientras que si estos requisitos no se producen, se eleva hasta el 18,29%. También contempla una comisión de apertura del 3% sobre el importe del préstamo financiado. Esta propuesta bancaria se puede contratar desde 600 a 18.000 euros, y con un plazo para su amortización que oscila entre seis meses y cinco años.

Siete consejos para pedir un crédito

  1. La demanda de uno de estos créditos debe constituir la última alternativa para dotarse de liquidez en estas fechas. Solo hay que requerirlos en casos de necesidad y si se puede afrontar sin que afecte a la economía familiar.

  2. Ante la amplia oferta de estos modelos de financiación, deben buscarse los que tengan los tipos de interés más bajos y, si es posible, exentos de comisiones.

  3. Solo se demandará la cantidad exacta que se necesite para hacer frente a los gastos de este periodo festivo. Bajo ningún concepto hay que superarla, ya que incidirá de forma negativa en el nivel de endeudamiento de los usuarios.

  4. Deben investigarse otras líneas de financiación alternativas: préstamos entre particulares o familiares, adelantos de la nómina sin intereses u otras vías más satisfactorias para sus intereses.

  5. En cualquier caso, durante estas fiestas es preferible pedir un pequeño préstamo con un interés aceptable, que «tirar» de tarjeta de crédito de manera continua. Los tipos que aplican estas son muy elevados, por encima del 12%.

  6. Hay que tener mucho cuidado con demandar estos productos si se tienen contratados otros créditos, incluso hipotecas, ya que es probable que se limite la liquidez para los próximos meses o años.

  7. Conviene coger una calculadora y comprobar cuál será la cuota mensual o lo que se tendrá que pagar al final del préstamo. Puede que los números señalados hagan desistir de la intención de suscribir un crédito.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto