Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Préstamos entre particulares, se pueden deducir

Conviene formalizar el acuerdo en un documento privado que deber sellarse en Hacienda para evitar consecuencias fiscales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 octubre de 2009

Desde que la crisis económica estallara, el crédito bancario se ha convertido en un recurso escaso al que es difícil acceder. La solvencia del cliente, sus “antecedentes” crediticios y su umbral máximo de endeudamiento se revisan a conciencia hasta que el banco, en el mejor de los casos, otorga el “sí quiero”. Cuando ocurre lo contrario y cierra las puertas al crédito, la necesidad de financiación implica la búsqueda de otras vías para obtener ese dinero. La familia y los amigos son una alternativa clásica. Las ventajas de recurrir a ellos suponen intereses de devolución más benévolos o incluso nulos, plazos de amortización más distendidos y la posibilidad de renegociar la deuda con una cara amiga si la situación se complica. Sin embargo, mezclar dinero y cariño no siempre resulta gratificante. Es una operación que en determinados casos conlleva consecuencias fiscales y no está exenta de riesgos si se actúa de forma incorrecta.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones