Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Préstamos gratis, pero solo la primera vez

Varias empresas han confeccionado un sistema que brinda créditos de forma gratuita la primera vez que se demandan, para en las siguientes ocasiones aplicar un tipo superior al de los bancos

Si se desea obtener un préstamo gratis, lo mejor es olvidar la actual oferta bancaria porque con toda seguridad no hay un producto con estas características. En el caso de optar por esta modalidad, no hay más remedio que pedírselo a un familiar o amigo que quiera acceder a estas condiciones privilegiadas. O bien, recurrir al formato de pequeños créditos, que algunos prestamistas ofrecen la primera vez que lo demandan, y como «gancho» para comercializar su sistema de financiación. Por eso, como se indica en este reportaje, conviene estar atento, ya que a partir de la segunda entrega, los tipos de interés son muy elevados, con dos dígitos, y en cualquier caso por encima de los que aplican bancos y cajas de ahorro.

Gratuitos la primera vez

Imagen: Rubén García / Eroski Consumer

Los créditos gratis están destinados para pequeñas cantidades y, en ninguna circunstancia, sobrepasan los 600 euros

Destinados para pequeñas cantidades, sin sobrepasar nunca los 600 euros, los préstamos "gratis" son la solución para cientos de ciudadanos. Pero conviene tener en cuenta que disponer de esta suma a la larga puede salir muy caro. Y es que la estrategia comercial de estas empresas se basa en que su devolución tiene que ser muy rápida, en torno a 15 días, o incluso antes.

Al tratarse de créditos rápidos y fáciles de obtener, hay que actuar con mucha prudencia. Solo están indicados cuando de verdad se necesite un dinero extra para un apuro hasta el día del cobro de la nómina o pensión, o en los casos en que el demandante disponga de ingresos regulares y sea capaz de pagar el préstamo en un plazo no superior a 30 días.

Pequeñas cantidades, grandes intereses

Cada vez es más frecuente la aparición de empresas prestamistas que se dedican a brindar a sus clientes créditos de pequeñas cantidades, entre 200 y 600 euros, a cambio de unos intereses muy elevados y con unos plazos de amortización muy cortos.

Pero la nueva tendencia de estas compañías va más allá, al ofrecerlos gratis siempre que sea la primera demanda, es decir, si nunca se ha solicitado antes. Es el único requisito que piden para acceder a esta pequeña fuente de financiación. De esta manera, si el importe del préstamo es de 200 euros, la cantidad que se devolverá será la misma, sin recargos de ninguna clase.

Son ya varias las empresas que se han decantado por este modelo para atender la demanda de las personas que solo necesitan una pequeña cantidad para llegar a final de mes o afrontar un pago inesperado. Si es la primera vez que piden este servicio, los podrán suscribir con unas excelentes condiciones de contratación: sin intereses ni comisiones, aunque a cambio tendrán que reintegrarlo con rapidez y sin dilaciones.

Los créditos gratis se brindan sin intereses ni comisiones, aunque a cambio hay que devolverlo con rapidez y sin dilaciones

De entre la ofertas de esta clase de créditos tan especiales destaca la propuesta de Vivus: proporciona a sus nuevos clientes hasta 300 euros, sin intereses ni comisiones, siempre que se demande por primera vez este servicio, y con un plazo máximo para devolverlo de 30 días.

Otra iniciativa para canalizar este servicio monetario la brinda Créditomas, que ofrece también la modalidad de obtener un pequeño préstamo, con un máximo de 400 euros, sin intereses ni comisiones, que habrá que reintegrar en un par de semanas.

TrustBuddy es otra de las empresas que se encargan de dar respuesta a esta pequeña financiación sin intereses, entre 100 y 600 euros, que son siempre gratis si se reembolsan en un plazo máximo de 14 días.

En cualquier caso, todas estas propuestas se caracterizan porque su tramitación es muy rápida, ya que el cliente tiene las cantidades que ha pedido para afrontar sus necesidades a las pocas horas de aprobarse su solicitud.

  • Para demandar un crédito deben registrarse y rellenar el formulario de solicitud, que podrá formalizarse en pocos minutos.

  • Los únicos requisitos para acceder a estos pequeños préstamos son: tener entre 21 y 65 años y no figurar en ningún registro de morosos.

  • En el momento de recibir la solicitud se encargarán de llamar a los pocos minutos para verificar algunos datos y pedir que el demandante envíe por correo electrónico la documentación.

  • Si todo se desarrolla de manera correcta, en breve tiempo recibirán el importe pedido.

Coste total y real del crédito

El desembolso final que tendrán que afrontar los usuarios por la concesión de un crédito puede ser más elevado de lo que al principio se tenía previsto, e ir más allá del tipo que paga por la cantidad prestada.

El coste total del préstamo comprende no solo los intereses generados por su demanda, sino que también conlleva todos los demás gastos y cargas que sus demandantes están obligados a pagar, entre los que se incluyen los seguros de amortización del crédito por fallecimiento, invalidez, enfermedad o desempleo del titular, que sean exigidos por la entidad para conceder el préstamo.

Todos estos gastos, que puede generar cualquier vía de financiación, deberán reflejarse por escrito en un contrato que rubricarán con su firma ambas partes. Y este coste no podrá ser modificado en perjuicio del prestatario, a no ser que esté previsto en el contrato escrito.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto