Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los nuevos hogares constituyen el 56% del gasto total en productos de gran consumo

Sus integrantes suelen comer fuera y su comida principal en casa es la cena delante de la televisión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 10 marzo de 2006
Los nuevos modelos de hogar (unipersonales, monoparentales y "dinki" -parejas de entre 25 y 35 años sin hijos-) constituyen ya el 56% del gasto total de productos de gran consumo, frente al 44% de las familias con hijos en edad escolar, según el estudio "Nuevos modelos de hogar, todo un reto para la innovación", de la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc).

Este trabajo revela que las personas que viven solas prefieren las tiendas de proximidad para realizar sus compras, buscan más soluciones culinarias que el resto, consumen más productos de "picoteo" y optan por formatos más pequeños. Además, un 41% de los que viven solos declara que come habitualmente fuera de casa.

Independientemente de que vivan o no en pareja, los hogares habitados por personas de menos de 35 años que no tienen cargas familiares (ni hijos ni ancianos) presentan un gran potencial para la industria y la distribución alimentaria, según el informe, ya que cuentan con doble renta.

Los datos revelan que los jóvenes que viven solos y las parejas "dinki" (double income no kids) son "consumidores impulsivos y caprichosos, atrapados por el tiempo y más preocupados por la salud y el aspecto físico que el resto", lo cual condiciona "notablemente" sus hábitos de consumo y su nivel de gasto. Así, la salud se ha convertido para este segmento de la población en una "obsesión", y tiene su reflejo directo en el culto al cuerpo. De hecho, el 79% de los "dinki" declara que le gusta seguir una dieta sana.

Comer fuera

Los integrantes de los modelos emergentes de hogar suelen comer fuera y su comida principal en casa es la cena delante de la televisión. Sus horarios de comida son poco estructurados, sobre todo de lunes a viernes, y están claramente marcados por las obligaciones, especialmente el trabajo (y los niños, en el caso de las familias monoparentales).

Habitualmente consumen cocina sencilla y práctica, y menos guisos y fritos que el resto de la población. En sus hogares se hace la compra con menos frecuencia que en los de las familias tradicionales, pero adquieren muchos artículos (nueve o diez productos de media). El contenido de su cesta varía según su edad, la falta de tiempo y la presencia o no de niños.

Modo de vida en crecimiento

El estudio elaborado por la asociación empresarial AECOC y TNS Worldpanel se basa en los censos del año 2001 y revela que más del 20% de los hogares españoles son unipersonales, lo que representa un incremento del 340% con respecto al porcentaje (7%) que este tipo de vivienda representaba en el año 1970, lo que indica que se trata de un modo de vida en constante crecimiento.

En la actualidad, más un millón de españoles menores de 50 años viven solos, de los cuales, un 60% son hombres y un 40%, mujeres. Sin embargo, en comparación con el resto de Europa, España está en la cola, únicamente seguida de Grecia y Portugal, ya que en países como Finlandia, Dinamarca, Alemania y Holanda, este modelo de hogar representa casi al 35% de la población.

España es uno de los países europeos con más familias tradicionales, ya que presenta un porcentaje más elevado de hogares en los que conviven miembros de distintas generaciones y más parejas en las que sólo trabaja el varón.

Innovar más en alimentación

Según el director para Europa del Sur y Latinoamérica de TNS Worlpanel, Josep Montserrat, que presentó este estudio en el marco de la feria Alimentaria que se celebra en Barcelona, "estas preferencias condicionan notablemente sus hábitos de consumo y su nivel de gasto" lo que exige un "mercado más innovador" en estos sectores de la producción.

El catedrático de sociología de la Universitat Autnoma de Barcelona, Lluis Flaquer, destacó que las nuevas tendencias familiares se caracterizan por una "mayor inestabilidad laboral y conyugal, una mayor diversificación y fragmentación de las biografías de los individuos".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones