Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cómo ahorrar en la compra de Navidad

Las compras navideñas pueden salir más baratas si se elabora un presupuesto previo, se compra con antelación o se incluyen en los menús alimentos que no suben en estas fechas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 1 diciembre de 2004

Los gastos son abundantes en Navidad, pero se puede evitar hacerlos sin freno. Para lograr gastar menos dinero en estas fechas, el consejo principal y más eficaz es comprar con antelación. La mayoría de los productos que se encarecen en las fiestas se pueden adquirir con semanas e incluso meses de antelación. Además, como se expresa en las siguientes líneas, conviene recordar que el congelador de casa es la mejor herramienta para ahorrar. Cuanto más suben el cordero o la merluza en el mercado, mayor es el ahorro de un consumidor precavido, que podrá disfrutar por partida doble, ya que el sabor de estos congelados en la cena de Navidad será casi idéntico a los alimentos frescos, mientras que su precio habrá sido mucho menor.

Los precios suben por Navidad, ¡otra vez!

El gasto se dispara en Navidad, y la mayor parte de las familias es más propensa a pagar por determinados alimentos una cantidad de dinero que no abonaría en otras fechas. Por regla general, los alimentos frescos inician cada año por estas fechas una escalada bastante pronunciada. Los que más suben son, casi siempre, los siguientes:

  • Pescados: merluza, lubina, besugo... y las apreciadas angulas.
  • Carnes: cordero, solomillo y cochinillo, sobre todo.

  • Aves: capones y pavo.

  • Mariscos: todos suben. El más consumido es el langostino.
  • Frutas: aprovechando la campaña de Navidad y con vistas a fin de año, la uva duplica o incluso triplica su precio.
  • Otros: vinos, cavas, licores... y dulces navideños.

Siete consejos para evitar un gasto excesivo en Navidad

Aunque es difícil sustraerse al ambiente consumista de la Navidad, no es preciso gastar en exceso, más aún si se tiene en cuenta que hay millones de españoles en paro y que la crisis, aunque parece que empieza a remitir, aún afecta a miles de hogares. Para gastar lo menos posible, conviene seguir una serie de consejos:

  • No dejarse llevar por las prisas, la publicidad o la euforia de las fiestas. Hay que comprar solo lo necesario.
  • Hacer un hueco en el menú para recetas que no utilizan los productos típicos de Navidad, pero que resultan igual de sabrosas. Es el caso de la ternera o el pescado azul, varía poco su precio en fiestas y hay platos exquisitos que se cocinan con ellos.
  • Vigilar con atención las ofertas que a veces conducen a un mayor gasto.
  • Atender al etiquetado y fecha de caducidad del producto.
  • Comparar precios y calidades de varios establecimientos, si es posible.
  • Vigilar la calidad, higiene y manipulación de los alimentos que se tiene previsto congelar.
  • Guardar todos los tiques de compra por si fuera necesario hacer alguna reclamación.

En qué se gasta el dinero en Navidad

El gasto extra que, de media, suponen la alimentación y la decoración en Navidad asciende a 500 euros, mientras que se dedican otros 330 euros por familia a regalos.

En cuanto a los obsequios de Papá Noel y Reyes, los padres se gastan una media de 125 euros por hijo, que destinan a juguetes (37%), libros y productos de papelería (21%), ropa y accesorios (18 %). Le sigue el gasto en regalos de ocio y cultura (9%), videojuegos (7%) y tecnología (7%).

La mitad de las familias españolas, en caso de tener que sacrificar algo, elimina las salidas a restaurantes, los adornos y compras específicas de estas fiestas y los viajes.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones