Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Tarjetas bancarias prepago

Permiten comprar de forma segura en Internet y controlar los gastos porque tienen un saldo acordado de antemano

A pesar de las numerosas ventajas que aportan las tarjetas de crédito, uno de sus principales inconvenientes en momentos de crisis económica es la posibilidad de gastar con ellas más dinero del que se tiene. Pagar de forma aplazada las compras puede generar un endeudamiento en los meses posteriores, tanto porque se corre el riesgo de adquirir más de lo necesario, como por los intereses que aplican las entidades en determinados tipos de pago. Otro de los rasgos negativos es el peligro que algunos internautas perciben al facilitar los datos de su tarjeta para abonar el importe de una compra o de un servicio a través de la Red. Aunque la mayoría de los sitios son seguros, el hecho de que la cuenta corriente se asocie al plástico favorece que muchas personas prefieran no comprar en Internet. Para solucionar estos inconvenientes, las tarjetas prepago permiten al cliente recargarlas con una cantidad específica y le dan la posibilidad de disponer solo del saldo cargado, sin el peligro de que, en caso de fraude, le sustraigan dinero de su cuenta corriente.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones