Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Desarrollan un fluido inteligente capaz de amortiguar las presiones ejercidas por el pie al caminar

Esta suspensión de partículas de hierro en agua o aceite también tiene aplicación en sistemas de frenado o de confort

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 4 agosto de 2006
Una plantilla llena de una suspensión de partículas de hierro en agua o aceite sirve para amortiguar y adaptar las presiones ejercidas en la planta de apoyo del pie, según una investigación desarrollada por un grupo de científicos de la Universidad de Granada. Esta invención, que tiene aplicación desde en la industria hasta en la medicina ortopédica y los implantes, no precisa de mecanismos electrónicos y su coste resulta muy reducido.

Este equipo, dirigido por los profesores Fernando González y Juan de Dios García, trabaja en la obtención de los llamados fluidos inteligentes, cuyas propiedades cambian al aplicar un campo magnético externo, como puede ser el generado por un imán. La suspensión de partículas de hierro en un medio líquido, al que añaden aditivos especiales para mejorar sus características, cambia su viscosidad al aplicar un campo magnético y pueden llegar a convertirse en una estructura rígida, según explicó el autor de la invención, Guillermo Iglesias.

Iglesias explicó, al referirse a su aplicación como plantilla para calzado, que el fluido se dispone dentro de unas cavidades conectadas entre sí por canales que incorporan un conjunto de muelles e imanes que se contraen de forma que se acercan o alejan, "lo que provoca la apertura o cierre de válvulas de paso en función de la presión ejercida por el pie y se traduce en una adaptación continua e inmediata en cada pisada". El mecanismo controla la amortiguación de forma inteligente, de modo que "si detecta una vibración amortigua, y en caso contrario no actúa", agregó el investigador.

En comparación con otras tecnologías recientemente aparecidas en el mercado, este sistema de amortiguación no precisa de ningún mecanismo electrónico y el coste del material es bajo, según explicó Iglesias. Los investigadores apuntaron que este fluido, cuya preparación ha sido patentada, es capaz de cubrir una amplia gama de aplicaciones, como son la amortiguación de vibraciones, frenado, embragues, protección antisísmica de estructuras, sistemas de confort o electrodomésticos de nueva generación, entre otras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones