Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

La Comunidad de Madrid elabora un nuevo código de buenas conductas escolares

Prohíbe el uso del móvil en clase y establece la expulsión por agresiones o humillaciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 16 febrero de 2007
El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha elaborado un borrador de normas de convivencia en los centros escolares de la región que, entre otras cosas, prohíbe el uso del móvil y establece la expulsión a quienes graben o difundan agresiones o humillaciones.

Ignacio González, vicepresidente primero, explicó ayer que este nuevo código de buenas conductas escolares otorga más autoridad a los profesores y directores de los centros; prohíbe el uso de cualquier aparato electrónico en clase (incluidos MP3 y consolas portátiles), y establece como faltas más graves, sancionadas con la expulsión, los comportamientos de acoso y violencia o los que atenten contra la integridad y dignidad de las personas.

Cada centro escolar deberá hacer su propio Plan de Convivencia, en el que tendrán que figurar las normas de comportamiento que los alumnos deberán respetar obligatoriamente.

Faltas

Las infracciones que no se deriven de "circunstancias agravantes" se considerarán faltas leves y podrán ser sancionadas de forma inmediata por cualquier profesor. Se considera falta leve el uso de teléfonos móviles y aparatos electrónicos en clase, y se establece que la reiteración de estos comportamientos puede ser castigada con trabajos después del colegio o con la suspensión del derecho de asistencia a las aulas por un plazo máximo de seis días.

Las mismas sanciones se impondrán a quienes cometan actos graves de indisciplina, a los que tengan faltas de asistencia a clase repetidas y sin justificar, o a quienes provoquen daños en las instalaciones del colegio.

Las faltas más graves, que deberán ser probadas, se sancionarán con la suspensión del derecho de asistencia, cambio de centro o, en último caso, expulsión. Con la expulsión o cambio de centro se sancionarán también las faltas que lesionen los derechos de las personas, su integridad física o su dignidad, así como el acoso y las humillaciones. En este apartado se incluye la grabación, publicidad o difusión de agresiones.

Críticas de los padres

Las asociaciones de padres de alumnos de la Comunidad de Madrid han criticado que el borrador se haya elaborado sin consultarles. Además, reclaman medidas y sanciones preventivas y educativas frente a la expulsión temporal o definitiva de estudiantes.

Según la FAPA 'Giner de los Ríos', es de ?sentido común? que no se permita usar el móvil en las aulas. Esta asociación denuncia que el borrador no haya contado con la participación de padres, profesores y alumnos.

Para mejorar la convivencia cree que se necesita un ambiente de respeto y confianza entre docentes y estudiantes y entre estos, así como el refuerzo de las tutorías y de los contenidos de los currículos escolares.

La asociación que dirige Mercedes Díaz está en contra de la expulsión porque se debe corregir a los alumnos ?siempre desde la educación y la prevención?.

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) en Madrid lamenta también que los responsables de la Comunidad no tuvieran en cuenta sus opiniones para elaborar el borrador.

La CONCAPA opina que el régimen sancionador debe tener un componente educativo fundamental en el mismo centro, pues a su entender expulsar a alguien para que simplemente esté en casa ?no soluciona nada?.

En cualquier caso, apoya que se prohíba el uso del móvil o de otros dispositivos electrónicos ?porque al colegio se va a estudiar?.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones