Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Sudáfrica inaugura el mayor telescopio del hemisferio sur

El aparato tiene como misión observar estrellas y galaxias del Universo para conocer su origen y evolución

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 11 noviembre de 2005
Una zona inhóspita del suroeste de Sudáfrica acaba de acoger la instalación del mayor telescopio del hemisferio sur. El aparato se localiza cerca de la población de Sutherland, alejada de los grandes centros urbanos y a una altura de 1.500 metros, en una zona conocida como el Karoo, un desolado altiplano que tiene condiciones idóneas para la observación del firmamento.

El Telescopio Largo de Sudáfrica (SALT, en ingles) tiene trece metros de largo y opera en una bóveda de 26 metros de diámetro. Su construcción, en la que han participado, además de Sudáfrica, Alemania, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Polonia y Reino Unido, comenzó hace cinco años y ha tenido un coste aproximado de unos 30 millones de dólares. "Este ojo gigante en el Karoo nos dirá cosas apasionantes y desconocidas sobre nosotros mismos", dijo el presidente del país, Thabo Mbeki, en la inauguración de estas instalaciones.

Este aparato está considerado como el telescopio individual más grande del hemisferio sur y está construido a imagen y semejanza de uno que se encuentra en el observatorio MacDonald, en Texas (Estados Unidos). Los responsables del SALT aseguran que puede captar la luz de una vela en la superficie de la Luna y también ver con detalle una moneda que se encuentra a cinco kilómetros.

La misión del SALT será la de observar estrellas y galaxias del Universo, conocer su origen y evolución. Al cumplirse el 1 de septiembre cinco años desde que comenzó la construcción, el SALT captó las primeras imágenes, unas tomas de la Laguna Nevula, situada a 3.800 años luz de la Tierra.

Los responsables del proyecto han insistido en que las tierras áridas del Karoo, con un clima seco y unos cielos sin nubes, son perfectas para observar el cielo. De hecho, en la comarca había ya siete telescopios, pero ninguno tan grande como el inaugurado ahora.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones